Uribelarrea, aldea rural con sabores artesanales

uribelarrea

Uribelarrea es hoy una de las principales mecas del circuito porteño de miniturismo de fin de semana. Ubicado a sólo 82 km del centro de la ciudad de Buenos Aires, se trata de un clásico pueblito rural del cinturón lechero: calles de tierra y casas antiguas que ofrecen asados, fiambres, quesos (de vaca, cabra y oveja), chutneys y cervezas artesanales.

Casi todas las construcciones datan de fines de siglo XIX, cuando Miguel Nemesio de Uribelarrea loteó su propiedad para fundar esta colonia agrícola. El 14 de julio de 1890 se inauguró la Iglesia de Nuestra Señora de Luján, proyectada por el arquitecto Pedro Benoit (el mismo que ideó la ciudad de La Plata), con influencias neogóticas.

- Anuncio -

En su interior, se conservan vitraux originales y es una de las pocas iglesias donde se destaca el escudo nacional. En ella se filmó el sepelio del padre de Evita en la película de Alan Parker. La iglesia se encuentra sobre la Plaza Centenario, también diseñada por Benoit. De estilo francés, la misma tiene un raro diseño octogonal (una de las pocas que existen en el país) que sirve de punto de partida para cuatro diagonales que convergen en ella.

A apenas 2 km de la plaza se encuentra la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco. Inaugurada en 1894, fue la primera escuela agrícola de Argentina. Allí, pueden realizarse visitas los fines de semana para recorrer el tambo, los corrales, la huerta y la fábrica de quesos y dulces. En el lugar, funciona una proveeduría en la que se venden quesos, dulce de leche, huevos, miel, mermeladas, pickles, berenjenas en escabeche, aceitunas en salmuera, yerba y vinos, todo producido por los alumnos de la escuela.

Poco antes de llegar a dicha Escuela, sobre la calle Crotto, se destaca La Uribeña, una de las esquinas más visitadas del pueblo. Se trata de una cervecería artesanal que se especializa en picadas elaboradas con quesos y fiambres caseros. Desde 2009, cada 12 de octubre la Sociedad de Fomento del pueblo realiza la Fiesta de la Picada y la Cerveza Artesanal, organizada en forma conjunta entre la Municipalidad de Cañuelas y productores locales.

Para los que prefieren la carne asada, frente a la plaza principal está El Palenque, un almacén construido hacia 1890, que también funcionó como depósito de sal para los saladeros de la zona. Actualmente ofrece todo tipo de cortes, desde costillares de ternera hasta achuras de cerdo. El menú también incluye fiambres, pastas y postres con dulces caseros.

Pronto abrirá las puertas al público el viñedo más cercano a la ciudad de Buenos Aires. A mediados de 2014 se realizó la primera cosecha y prensada de prueba, con el asesoramiento de un reconocido enólogo mendocino. El campo abarca 1200 hectáreas en las que crecen 1200 plantas de uvas tannat, una variedad típica del suroeste de Francia, y con amplio desarrollo en Uruguay.

Cómo llegar:

En auto: desde el centro de Buenos Aires, tomar la Autopista 25 de Mayo, luego la Richieri y después la Autopista Ezeiza-Cañuelas. Cuando ésta termina, seguir por la Ruta Nacional 205, en dirección a Lobos. El acceso al pueblo se ubica justo a mitad de camino entre las ciudades de Cañuelas y Lobos. Duración del viaje: 55 minutos.

En micro: desde Plaza Once hay servicios diarios hasta Cañuelas de la Línea 88. Algunas unidades continúan hacia Uribelarrea y Lobos (hay que preguntar). Duración del viaje: 2 horas.

En tren: desde Constitución hay un servicio eléctrico de trenes hasta Cañuelas, con transbordo a un servicio diesel en Ezeiza. Frecuencia: 45 minutos aproximadamente. Duración total del viaje: 2 horas.

Foto: Marcelo Pascual