Tucumán, cuna de la independencia argentina

A más de 1.200 kilómetros de Buenos Aires, se encuentra la provincia de Tucumán, conocida por todos los argentinos gracias al papel importante que tuvo su capital, San Miguel de Tucumán, a lo largo de la historia nacional. Sin embargo no es tan conocida para los turistas extranjeros. No saben lo que se pierden hasta que la conocen, ya que esta provincia (la más pequeña del país) está repleta de sitios arqueológicos y su capital posee numerosos atractivos históricos y turísticos. Una buena propuesta de BAC para que conozcan la región antes de continuar explorando el Noroeste argentino en las provincias de Salta y Jujuy

Consejos BAC

En general, llegamos a Tucumán por dos razones. La primera, para hacer escala ya que la provincia es una parada obligatoria en las rutas que van de norte a sur. La segunda, porque decidimos alejarnos un poco de los lugares más conocidos y empezar nuestra aventura por el Noroeste argentino del lado de las provincias de Salta y Jujuy. En cualquiera de los casos, Tucumán no está a dos pasitos de Buenos Aires… Por eso habrá que prever alguna escala, aún más sabiendo que cuando lleguemos, las sorpresas estarán a la orden del día tanto por la gastronomía, la cultura y la historia de la provincia.

En lo que a excursiones se refiere, es bastante fácil organizarlas desde San Miguel de Tucumán, pero les recomendamos como ya es costumbre, alquilar un auto allí mismo para poder recorrer la zona al ritmo de cada viajero, deteniéndose las veces que deseen y quizás continuando luego la ruta hacia el Norte.

San Miguel de Tucumán

Capital de la provincia con más de 500.000 habitantes, la ciudad será el punto de partida del recorrido de la región. Es la ciudad donde desde la primera lección de historia aprendemos que fue allí donde un 9 de julio de 1816 se firmó el acta de la independencia de Argentina. Rebelde y luchadora, tuvo desde siempre hasta en los años más candentes de los años 1970, su deseo de libertad intacto.

El primer lugar que nos viene a la cabeza si nombramos San Miguel de Tucumán es la Casa histórica de la Independencia. En este monumento histórico se firmó el tratado de independencia (el Salón de la Jura permanece intacto con sus muebles de época) y resume la importancia de Tucumán en la historia de todo el país. Las demás salas del museo conservan documentos históricos, armas, muebles y pinturas. Una visita que vale la pena hacerla acompañados de un guía para entender mejor la admiración que sienten por la provincia todos los argentinos.

Además de la riqueza histórica y política, cuando llegamos a San Miguel de Tucumán enseguida nos sorprende la sublime Plaza Independencia y su estatua Libertad rodeada de palmeras, lapachos, robles y naranjos. Fue por su bella y rica vegetación que Sarmiento la llamó “el jardín de la República”. Cerca de allí, la Casa de Gobierno (construida a principios del siglo XX) también llama la atención además de funcionar como sede del poder ejecutivo provincial. Enseguida vemos dos iglesias que sobresalen: la Iglesia San Francisco (declarada Monumento Histórico donde se conserva la primera bandera argentina de 1816, y que sirvió de enfermería para los heridos durante la batalla de Tucumán) y la Iglesia Nuestra Señora de la Merced (donde se expone el bastón de mando ofrecido por el General Belgrano luego de la victoria en la batalla de septiembre de 1812).

Gastronomía Tucumana

La gastronomía local forma parte de los clásicos norteños. Como bien conocemos: Las empanadas tucumanas, que se diferencian por su masa más crocante, o las especialidades andinas típicas como los tamales y las humitas (envoltorios de masa de maíz con distintos rellenos), tampoco nos olvidemos del locro (especie de guiso a base de calabaza, maíz, porotos, carne de vaca, y se puede agregar carne de cerdo). Si quieren probar los quesos, anímense con los quesillos y aprovechen para acompañarlo con dulce de cayote, o miel de caña, a modo de postre. Y si quieren un recuerdo bien dulzón, deléitense con los ricos alfeñiques (caramelos duros a base de caña de azúcar) o las nueces confitadas (nueces confitadas con dulce de leche bañadas en chocolate). Por supuesto que no pueden dejar de probar los riquísimos vinos y visitar alguna bodega de la región. Los últimos años han adquirido gran renombre y constituyen una de las principales atracciones de la región.

Parque de Los Menhires

Luego de recorrer la Ruta 307 y su bella quebrada de Los Sosa (una estrecha cadena montañosa cubierta de vegetación y de donde proviene la caña de azúcar), llegarán al pueblo El Mollar donde podrán admirar el sitio arqueológico, parque Los Menhires. En realidad es un cerro y desde allí la vista sobre el valle es espectacular aunque con la particularidad de albergar más de 120 menhires. ¡Para los fanáticos de la famosa historieta Asterix y Obelix, este parque les resultará más que un escenario familiar! Pueden medir hasta tres metros de alto provistos de esculturas cuyo significado nos resulta aún desconocido… Se calcula que son anteriores a la era cristiana. Todo el misterio está en este parque con esculturas en roca, donde se cree que se realizaban rituales solares…

Tafi del Valle

Significa en diaguita, “Pueblo de entrada espléndida”. Y apenas miramos a nuestro alrededor, comprendemos el por qué. Plantado a 2000 metros de altura en pleno centro de la Sierra del Aconquija y a orillas del lago, Tafí del Valle se parece a una estación balnearia donde nos dan ganas de quedarnos unos días descansando en alguna estancia de la zona. Desde allí, cualquiera sea la vista que tengan, será sin dudas maravillosa. Ideal para apreciar la belleza de su geografía con una caminata o, si se animan, realizando una cabalgata.

Amaicha del Valle

Al llegar al Cerro Infiernillo a más de 3000 metros de altura, verán un gran contraste entre el verdor, los cursos de agua, los chalets y los animales de Tafí del Valle, con la aridez del nuevo paisaje. Enseguida se toparán con el Observatorio astronómico Ampimpa, que permite la observación, de forma bastante lúdica, del sol (durante el día) y las estrellas (durante la noche). A pocos kilómetros de allí, un cartel anuncia “el mejor clima del mundo”… Habrán llegado a Amaicha del Valle, un pequeño pueblo, conocido por sus artesanías y escala obligada por su Complejo y Museo Pachamama. Al borde de la ruta principal, este inmenso edificio fue creado por Héctor Cruz, hombre polémico por haber expulsado a los indios del sitio de las ruinas de Quilmes después de ocuparlas ilegalmente durante 5 años. De todas formas, el complejo resulta interesante para comprender lo que representa la Pachamama a través de esculturas, mosaicos, pinturas o cerámicas.

Las ruinas de Quilmes

Es la principal atracción turística de la Provincia de Tucumán. Un sitio que se creó alrededor del año 1000, cuando los Quilmes decidieron instalarse en el lugar para cultivar maíz y criar llamas para obtener leche, carne y lana. Se resistieron en la zona durante más de 130 años a los conquistadores españoles (los Quilmes fueron derrotados en 1634 y deportados a Buenos Aires para construir allí la ciudad) pero éstos fueron dominados desde la construcción erigida en lo alto de la colina y con aires de una fortaleza impenetrable. Reconstruida de acuerdo a su forma original, nos permite comprender la estructura y el modo de vida de los Quilmes, además de ofrecernos una vista insuperable de los valles que lo rodean. Prepárense para quedarse sin aliento…

A tan solo 60 kilómetros de Cafayate, después de esta visita por Tucumán, anímense a seguir hacia el norte, rumbo a la provincia de Salta. Y si disponen de tiempo, quizás hasta puedan continuar hasta llegar a Jujuy o incluso cruzar la frontera hacia Bolivia…

Cómo llegar:

En micro desde la terminal de Retiro: las empresas Expreso del Oeste, Crucero del Sur, Balut y Vosa entre otros. Duración: alrededor 15h.

En avión desde el Aeroparque de Buenos Aires: líneas aéreas Aerolíneas Argentinas y LATAM. Salidas de unos diez vuelos diarios.

En auto desde Buenos Aires: por la Ruta Nacional 157. Calculen alrededor de 13h de ruta.

Terminal de ómnibus de San Miguel de Tucumán:
Avenida Brigido B. Teran 250
Tel: (+54) 381 430-0452

Aeropuerto de San Miguel de Tucumán:
Aeropuerto Teniente General Benjamín Matienzo (TUC)
Delfin Gallo 4117
Tel: (+54)  381 426-5072

Oficina de turismo de San Miguel de Tucumán:
24 de Septiembre 484
Tel: (+54) (0381) – 4303644

Nuestros restaurants preferidos en San Miguel de Tucumán:

El Postino (restaurante italiano que sirve las mejores pizzas de la ciudad), La Querencia (una de las parrillas más conocidas de San Miguel de Tucumán)

Nuestros bares preferidos en San Miguel de Tucumán:

Antares (el famoso bar de cervezas artesanales que también se encuentra en Buenos Aires) y Bar Irlanda (por su ambiente y estilo pub irlandés)

Nuestros hostels / hoteles preferidos en San Miguel de Tucumán:

A la Gurda (albergue juvenil súper buena onda y a buen precio), Tucuman Center (hotel referencia de San Miguel de Tucumán)

Alquiler de autos:
Avis – 24 de Septiembre 364
Hertz – Crisostomo Alvarez 507

Foto: Bastien Poupat

Compartir
Traductora pública de francés, apasionada por el idioma y la comida de todo el mundo. En parte bretona y porteña a la hora de salir elijo descubrir los lugares con ese "no sé qué" indescriptible.