San Paolo, por si buscaban la auténtica pizza italiana

Foto: Agustina Canparo (Buenos Aires Connect)

Para disfrutar de una vera pizza napoletana no hace falta viajar a la ciudad más poblada del Sur de Italia. La pizzería San Paolo, en pleno Palermo Soho, ya se convirtió en un templo para los amantes de la pizza de masa tierna, delgada y bordes anchos. Es que si uno camina por la calle Uriarte se ve atraído por el aroma de la pizza recién horneada y la destreza del maestro pizzero, quien te recibe con una sonrisa y muy detalladamente le explica a los curiosos la verdadera historia de la pizza napolitana.

El nombre de la pizzería no fue elegido al azar, además de representar la italianeidad, San Paolo rinde homenaje al estadio de fútbol del club Napoli donde Diego Armando Maradona deleitó a todos con sus goles. La gran estrella del lugar es el horno a leña a la vista de  todos. El salón es súper simple y descontracturado y la música tana está siempre presente. Todos los detalles fueron pensados a la perfección.

La materia prima es de altísima calidad, pues no querían conformarse con ofrecer una “buena” pizza napolitana, tenía que ser EXCELENTE. Los tomates pelados son importados de Italia al igual que algunos embutidos, la mozzarella es fresca y la masa tiene una fermentación de tres días. El menú está divido en fechas: por un lado las pizzas clásicas desde el año 1600 al 1960 y por el otro las modernas desde 1960 a 2016. Se recomienda comenzar con la pizza Mastunicola, la primera que se realizó en Nápoles en 1600 con grasa de cerdo, provolone y albahaca. Otra imperdible es la pizza Dumas, en honor al escritor Alexandre Dumas, quien la nombró en sus novelas. Ésta tiene tomates pelados, ajo, anchoas, alcaparras y aceitunas negras. De la mano de las modernas, está la última la gran creación: la “San Patrignano” con mortadela (de Italia), parmesano y pesto de albahaca y limón. Para terminar con esta experiencia bien napolitana el postre recomendado es el tiramisú.

La tradición de San Paolo nació a principios del 2016 de la mano de Maurizio De Rosa, chef experto en cocina napolitana. De Rosa lleva la harina en la sangre: es la tercera generación de panaderos en su familia. Aprendió los gajes del oficio desde pequeño junto a su tía Antonieta y desde entonces no separó las manos de la masa. En 1996 abrió “Celeste”, una pizzería napoletana en Nueva York. Ahora deslumbra día y noche a los porteños con sus pizzas.

Productos de altísima calidad, perfección de sabor y por sobre todas cosas atención personalizada, son algunas de las claves que hacen que San Paolo se haya convertido en poco tiempo en un imperdible en la Ciudad. Atrae principalmente a turistas, curiosos y también a un público que quiere sentirse por un rato en Nápoles. Para otras propuestas, no se pierdan nuestro Top de pizzerías en Buenos Aires.

San Paolo
Uriarte 1616- Palermo
Tel: 011 4831-9181
De lunes a domingos de 13h a 16h y de 19h a 00h
Precios: $ $

 

Compartir

Periodista y productora de radio. Soy inquieta, curiosa y amante del buen comer. Estoy siempre en busca de historias para contar.