Plaza San Martín, testimonio verde de la historia argentina

Cuando los vecinos del barrio de Retiro comenzaron a reclamar un área verde que no tenían, no se imaginaron que su petición iba a terminar en la construcción de una de las plazas más lindas y únicas de Buenos Aires. Hoy la Plaza San Martín es la segunda con más valor histórico para la ciudad (después de la Plaza de Mayo).

Por un lado, la plaza está llena de árboles altos y verdes que crean dinámicos patrones de sombra y luz sobre los transeúntes – usualmente ejecutivos apurados en la hora del almuerzo o colegiales que vienen a pasar las tardes. Rodeada de consulados, embajadas, hoteles famosos y edificios afrancesados, uno de los puntos favoritos es su amplia terraza sobre un jardín inclinado, que permite tener una vista privilegiada de la arquitectura circundante, el tráfico incesante, los enamorados sobre el césped y la Torre de los Ingleses con su reloj vigilante en el horizonte. Una postal que se queda con nosotros.

Historia en cada paso

En 1800 había en este mismo lugar una plaza de toros, pero mucho antes de eso, tuvieron lugar enfrentamientos militares durante la segunda invasión inglesa. Años después, se instalaron cuarteles al mando del General San Martín (de allí el nombre), una imagen militar que se combinaba con las corridas de toros los fines de semana. A petición de los vecinos de la zona, fue reconstruida y reforestada como un espacio verde.

La mano inspirada de Carlos Thays

Como en muchos otros lugares que amamos de Buenos Aires, el francés Carlos Thays también metió su mano y su ingenio en la Plaza San Martín. El paisajista decidió dejar una zona a puro césped y en la otra plantó palmeras, tilos, sauces, pinos, robles y también los particulares Jacarandás.

Monumentos significativos

La plaza tiene algunos momentos que significan mucho para la historia argentina. Uno de ellos es el Monumento al General San Martín, obra del escultor francés Louis Joseph Daumas con algunas piezas del alemán Gustav Eberlein. Se dice que es el primer monumento ecuestre de Argentina. El Monumento a los caídos en Las Malvinas, 25 placas de mármol para rendir tributo a los 649 soldados muertos en la guerra, cuyos nombres se encuentran escritos. Existe otro monumento llamado “La duda”, donde un joven y un anciano están leyendo y cuestionando una Biblia abierta.

Esta Plaza permite disfrutar, desde una especie de montículo privilegiado y aislado, de una de las áreas más movidas y reveladoras de la Capital. Fue declarada lugar histórico en 1942.

Plaza San Martín
Av. Santa Fe y Maipú – Retiro

Foto: ph.carocol