Delicias de Alicia, cena a puertas cerradas con vocación solidaria

Delicia de Alicia Buenos Aires Connect

En una cálida casona de San Telmo, una coqueta y adorable británica de 27 años, llamada Alicia, recibe uno a uno los comensales con un cóctel de champaña y unos crostinis antes de dar comienzo a la elegante cena vegetariana de alto nivel en sabores. Un restaurante a puertas cerradas distinto de todos los que conocen, porque todos los fondos recaudados una vez terminadas estas fabulosas cenas que se sirven en tres pasos (entrada, plato, postre) se utilizarán para enseñar a los niños más necesitados las bases de una alimentación sana.

La idea de hacer este proyecto llegó después de que Alicia trabajara como voluntaria con ETF. Desde hace unos diez años, esta ONG enseña a los niños de los barrios más desamparados de La Matanza, en la provincia de Buenos Aires, los valores de la Educación, la Tecnología ecológica y la Alimentación (sus iniciales). Y precisamente cuando una pequeña le preguntó qué era una “verdura”, a Alicia le hizo un “clic” que la llevó a crear su propia asociación sin fines de lucro con el objetivo de enseñar a los niños de entre 6 y 12 años los valores de la nutrición equilibrada a través de lúdicos talleres de cocina.

No se puede negar que el proyecto lleva muy bien su nombre. El menú de Delicias de Alicia, siempre se elabora a base de ingredientes de estación, frescos y vegetarianos, por lo tanto varía en cada cena. Al solo efecto de que puedan hacerse una idea de sus preparaciones, la redacción de Buenos Aires Connect no dudó en probar algunos manjares: de entrada, ensalada de rúcula, mozarela y durazno con salsa a base de balsámico y pesto, luego tajine a base de arvejas y berenjenas como plato principal antes de la llegada del postre, un cheescake de banana y chocolate.

Una cocina refinada que no tiene nada que envidiarle a la competencia de los restaurantes de comida porteña. Alicia también interviene un poco y trabaja a la par de su pequeño y muy eficiente equipo de cocina. A lo largo de la noche, ella suele aparecer varias veces para presentar los platos, o para dar un poco más de información sobre su proyecto a los aproximadamente veinte comensales, que generalmente vienen de distintos lugares del mundo. Sentados alrededor de la mesa, aprovechan para charlar entre ellos y conocerse mientras esperan sus platos. La frutilla de la torta: aunque la casa presenta la opción de pedir (comprar) una botella de vino en su carta, cada uno puede llevar su propia bebida.

¿Con ganas de estirar la velada? El Gibraltar, a ocho cuadras de allí es una buena opción para beber una pinta, a menos que prefieran charlar largo y tendido en la vereda de Chin Chin.

Delicias de Alicia
Perú 1699 – San Telmo
Tel: 15 3831 3286
Dos viernes por mes, à 21h30
Reservas: deliciasdealiciaba@gmail.com

Precios: $ $

Foto: Duncan Stroud