“El casamiento”: Gombrowicz y sus delirios en el teatro El extranjero

el casamiento teatro
Foto: Facebook oficial El casamiento

Fecha de inicio: 2 de septiembre de 2018
Fecha de cierre: 21 de octubre de 2018

Witold Gombrowicz, escritor polaco que vivió largamente en la Argentina y llegó a considerarla su segunda patria, terminó de escribir en 1948 “El casamiento”. Una obra de teatro abrumadora y trastornada que él  mismo calificó de “mística Missa solemnis”. Luego de haber visto la luz en el Teatro San Martín a comienzos del 2018, esta pieza vuelve para sorprendernos con una puesta más casera y underground -aunque no menos valiosa– al teatro El Extranjero bajo la dirección de Cintia Miraglia.

Gombrowicz, para quienes no lo conocen, llegó a la Argentina en 1939, invitado como periodista para reseñar el viaje en un transatlántico que unía Polonia con Buenos Aires. Cuando estalló la guerra, quedó varado en nuestro país, y cuando aquella terminó, su país fue invadido por Rusia. Este hombre extravagante, alejado y enemistado con uno de los grandes círculos literarios del momento, elaboró una prosa delirante y singularísima que hoy sigue deslumbrando por su brillantez. La urdimbre de sus obras, al tiempo densa y metafísica, se mezcla, no obstante, con el humor, el cuerpo y el placer.

“El casamiento” tiene como personaje principal a Enrique, que vuelve de la guerra y encuentra, como en un sueño –al menos él sospecha que lo sea– a su pueblo y su familia. Todo, sin embargo, se ha degradado, y sus padres se han vuelto cantineros locos y su novia una sirvienta. Su padre dice ser rey y saluda la venida del hijo príncipe, ya que planea concertarle un casamiento. Enrique, que en un principio no cree nada de todo esto, luego termina por sumarse a la ficción que esconde detrás de la comedia la tragedia y detrás del risa, un horror difuso pero tangible.

Esta pieza teatral explora los límites de la locura y pone continuamente en riesgo la teatralidad como tal. La obra juega con los presupuesto de lo que significa el teatro y su puesta en escena, con el lenguaje usado para teatralizar y con el público como garante de la ficción. Resuenan en esta obra ecos de Hamlet y Gombrowicz demuestra que, en la literatura, lo alto y lo bajo siempre se han mezclado, y que lo clásico abreva también de la locura y el descontrol.

La actuación es magistral, y especialmente el personaje de Enrique y el de su padre han sido interpretados con gran virtuosismo. La obra logra componer un espectáculo completo y bien logrado, conjugando a un mismo tiempo canto, baile, comicidad y una puesta en escena original. Además, cabe aclarar, ha sido llevada a las tablas con gran fidelidad al texto. A quienes les interese leerlo, pueden encontrar “El casamiento” en la reciente edición del Teatro completo, editada por Cuenco del plata, una verdadera joya ya que fue traducida directamente del polaco.

La escena teatral de la ciudad vuelve a enriquecerse con un aporte que esperemos, si el público lo acompaña, siga en cartelera por mucho tiempo más. Luego de la obra, pueden pasar por uno de los grandes restaurantes vegetarianos y veganos de la ciudad: La Reina Kunti, que además tiene comida picante. O, si buscan una aventura diferente, vayan a conocer la mítica confitería Las Violetas.

El casamiento en El extranjero
Valentín Gómez 3378 – Almagro
Tel: 4862-7400
Domingos a las 18h
Entradas en la boletería de El extranjero, o en su página o por Alternativa Teatral