Rayuela Bar, encontramos a nuestra Maga en Agronomía

Paseábamos por el barrio de Agronomía y sin querer nos metimos por una zona muy pintoresca de casas bajas y muchos árboles. Empezamos a caminar por la calle Julio Cortázar y, a manera de milagro, se nos apareció un hermoso lugar de toldos negros con el nombre Rayuela. Con mucha curiosidad, entramos a conocer uno de los secretos mejor guardados del barrio.

La estética de este restaurante, austera y despojada, contrapone lo elegante a lo industrial. Ni bien ingresar nos encontramos con un local acogedor con paredes de ladrillo y amueblado con mesas de mármol y de madera, un mostrador sobrio también de mármol y estructuras geométricas de metal con estantes. Desde ese apartado mueble donde se venden hermosos libros de cocina, hasta los pequeños floreros que decoran las mesas o la tipografía del nombre del lugar, uno puede apreciar –y agradecer– la amorosa atención a los detalles. La yuxtaposición de materiales nobles con paredes sin revocar y caños a la vista genera un contraste muy atrayente.

Por otro lado, Rayuela no solo impresionará sus ojos, sino también sus paladares. Nuestro almuerzo fue impecable. Este es un restaurante exquisito con una carta gourmet que promete ser una experiencia inolvidable. El chef es Guillermo Flores y lleva adelante un trabajo impecable con propuestas arriesgadas que sorprenden a los comensales: desde un risotto de quinoa a una créme brûlée con lima y jengibre, pasando por tapeos de mar y hamburguesas con carne kobe. Un consejo: confíen en un lugar que tiene una cocina a la vista.

Los dueños de Rayuela son Pablo Robles y Paula, la responsable de la decoración. Ellos son del barrio y llevan adelante este proyecto desde 2015. Muy amablemente, nos contaron la historia de los alrededores del restaurante. Rayuela está emplazado en el Barrio Rawson, un triangulo formado por las calles Julio Cortazar, Tinogasta y Zambudio. Es un complejo de casas baratas y edificios construido entre 1928 y 1934 que no llegó al estatuto de barrio oficial, pero constituye una zona de protección histórica de la ciudad. Pablo y Paula también nos contaron que el escritor Julio Cortázar había vivido en el edificio que queda a unos cincuenta metros del restaurante. Si caminamos hacia la plazoleta que se ve por la ventana, encontraremos rayuelas pintadas en el piso.

Rayuela es un lugar ya conocido por todos los vecinos. Su belleza le ha granjeado más de un elogio y muchos han usado el bar o los alrededores para sacar fotos, hacer publicidades o grabar escenas para la televisión. En el 2017, este bar se convirtió nada menos que en el set de filmación del documental Un sueño en París, dirigido por Sergio Cucho Constantini y en donde el actor francés Jean Pierre Noher entrevista a Tomás Barna. Él es un vecino del barrio que fue amigo de Cortázar y el fundador de la emblemática tanguería parisina Les Trottoirs.

Rayuela es un lugar emblemático y esperamos que su fama siga creciendo. Sobre todo deseamos que no pierda ese aire tranquilo y ese ambiente cálido que lo caracteriza. No se pierdan la oportunidad de caminar y perderse por la zona. Presten atención a las casas llenas de historia y recorran los espacios verdes. En la zona están los jardines de la facultad de Agronomía, incluidos en nuestra selección de mejores parques de la ciudad.

Rayuela
Artigas 3199 – Agronomía
Tel: 4505-0155
Domingo y lunes de 9h a 21h, martes de 09h a 21h y de 22h a 23h, miércoles de 09h a 21h jueves a sábado de 09h a 00h.
Precio: $ $ $

Foto: Santiago Hamelau

Santiago Hamelau
Santiago Hamelau
Soy escritor y traductor. Me encanta leer, viajar, ir al cine y visitar museos. Saco fotos como hobby y tengo un espíritu curioso.
12,686FansMe gusta
10,678SeguidoresSeguir
1,477SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!