Otero, con su reinado imbatible en desayunos y meriendas

Otero está apostado en una pequeña esquina de un edificio antiguo de Caballito, cerca pero apartado del bullicio del cruce de Av. Acoyte y Av. Rivadavia, centro comercial del barrio. Con una propuesta variada y productos simples y de calidad, este lugar se ganó nuestra confianza para los desayunos, almuerzos y meriendas.

Llegamos a este pequeño café con grandes ventanales y de inmediato sentimos el aire familiar y relajado del lugar. En lo que a la decoración respecta, predomina la madera, las mesas están adornadas con pequeñas plantas y las estanterías exhiben té en hebras y vajillas coloridas. La moza que vino a tomarnos el pedido nos aclaró amablemente algunas dudas sobre la carta y nos contó que Otero tiene platos para vegetarianos y aptos para celíacos.

Los desayunos y las meriendas son el punto fuerte del lugar. Podemos elegir entre una amplia variedad de propuestas armadas que incluyen opciones más saludables como yogur con granola u otras más calóricas y abundantes, como el “American breakfast” con huevos revueltos y panceta o el “Luisa’s breakfast” con torrejas (o tostadas francesas). Si acaso son más tradicionales, siempre pueden recurrir a algunas de sus opciones dulces o saladas para acompañar el té o el café. Nuestras recomendaciones son: el cuadrado de coco y dulce de leche, y bagel de lomito y queso.

Los almuerzos también pueden sorprendernos. Nos recibieron con una opción saludable para picar: zanahorias y apio con humus. La carta ofrece tres posibilidades bien concretas: sándwiches, ensaladas o la tarta del día. Nosotros nos animamos a probar el sándwich vegetariano de berenjena y no nos arrepentimos: berenjenas, zanahorias, zucchinis, rúcula y espinaca dentro de pan negro. De las ensaladas, aquellos que prefieran una opción clásica pueden pedir la césar, los que prefieran el pescado pueden ordenar la de salmón con arroz yamaní y los más osados probar la que tiene base de fideos y lentejas. De ninguna se van a decepcionar.

Un tip final: si están apurados y no pueden sentarse a pasar un tiempo aquí, Otero está preparado para que nadie se pierda de probar lo que hacen. El café cuenta con una barra a la calle con un gran cartel que dice “Take away” para que pedir para llevar sea aún más fácil y cómodo.

Otero ya ha ganado cierta popularidad en el barrio y la prueba está en que siempre está lleno de gente. No obstante, incluso así, no pierde ni su frescura ni su espíritu tranquilo. Es perfecto para ir a conversar con amigos, en pareja, o para ir solo y disfrutar de leer un libro, de trabajar en la computadora o estudiar. Se encuentra a metros del Parque Rivadavia, así que si el día lo amerita, no duden en ir a caminar, hacer un picnic o ejercitarse. Cruzando la Av. Rivadavia, encontrarán frente al parque otro bar particular, el Coleccionista.

Otero
Guayaquil 389 – Caballito
Tel.:11-2077-6431
De lunes a domingo de 07h 30 a 08h 30
Precio: $$

 Foto: Santiago Hamelau

Santiago Hamelau
Santiago Hamelau
Soy escritor y traductor. Me encanta leer, viajar, ir al cine y visitar museos. Saco fotos como hobby y tengo un espíritu curioso.
12,683FansMe gusta
10,676SeguidoresSeguir
1,476SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!