«La Ciudad», en las grietas de la vida

«Comencé con una situación trivial de una pareja con dos niños, y luego me fui metiendo en las grietas, detrás de las imágenes para alcanzar aquellas zonas más ocultas». Con estas simples palabras el británico Martin Crimp describe la intriga que se esconde detrás de su enigmática “ciudad”.

En Buenos Aires, capital latinoamericana del teatro, en donde predomina la figura del “teatrista” – a la vez autor y director e inclusive actor- resulta raro ver actuar a dramaturgos europeos y aún más a representantes, como Martin Crimp, de obras de la post-modernidad tan latente en el Viejo Continente.

- Anuncio -

Por supuesto, la escena teatral porteña post-dictadura se moldeó una identidad bien marcada, propia, en donde la mejor parte del trabajo se le otorga al actor, a la improvisación, al texto: aquí el drama no se murió. Generalmente se está lejos de la estética post-dramática europea –el teatro del post-Auschwitz- en donde la deconstrucción sistemática del relato, el rechazo de los convencionalismos dramáticos y el lirismo de lo íntimo tomaron la delantera en las tablas. Entonces, ¿cómo lograr que se conjuguen estos dos mundos estéticos, en principio antagónicos?

Es la pregunta que parecería haber planteado el primer Festival International de Dramaturgie Europa + America que tuvo lugar a fines del año pasado y en el cual fue creada la puesta en escena de “La Ciudad” por el argentino Cristian Drut, director de varios textos de Crimp y también de Sarah Kane o Jean-Luc Lagarce.

Y el encuentro es más que logrado: entre el papel teatral complejo y la sobriedad de la escenografía, entre la mecánica intrigante de un mundo con falta de sentido, a las grietas palpables  y a los descarrilamientos indudables, y la actuación del actor de una increíble precisión, de una exactitud y encanto indiscutibles. Los dos actores de los personajes principales, Clair et Christopher, parecen haber sido creados para interpretar estos personajes, es un verdadero placer verlos actuar.

El mundo de “La Ciudad”, es el mundo diario de una pareja extremadamente trivial a primera vista. Sin embargo, poco a poco, la extrañez se instala, algo cómica y otro tanto preocupante, insensiblemente un pequeño trastorno ocurre, un desplazamiento simple  que deja al descubierto la grieta que separa la ficción de la realidad. Sin entender muy bien cómo, de repente nos encontramos “en otro lugar”. No se dice mucho más, pero recomendamos ampliamente que realicen este misterioso viaje.

Con esta puesta en escena de “La Ciudad” se encuentran dos escuelas de teatro cargadas de historia: por un lado una poética de la violencia y del absurdo (Martin Crimp también se lo asoció al movimiento estético “in-yer-face”) y por el otro, un acercamiento al escenario desprovisto de dolor, una intervención lúdica, alegre y  sin florituras como tan bien saben hacer los argentinos. ¡Esta unión es un éxito, sin duda alguna!

«La Ciudad» en el Teatro del Abasto
Humahuaca 3545 – Almagro
Sábado a las 18h30
Entrada general: AR$100
Reservas en Alternativa Teatral