La Aguada, a las raíces de la cocina regional

A pocas cuadras del shopping Alto Palermo y de la ruidosa avenida Santa Fe, escondido entre los edificios residenciales de Recoleta, encontramos este pequeño y ameno restaurante de sabores típicos argentinos. Lo podrán reconocer porque en la puerta hay una enorme escultura de una mujer norteña, y una campana que hay que tocar para ser atendido.

Al entrar, se descubre un espacio sencillo y acogedor, decorado con antiguos utensilios y electrodomésticos argentinos. Las mesas están cubiertas por tiernas y creativas cartas que los comensales han ido dejando con el pasar de los años. Se pueden descubrir allí íntimos testimonios de pasajeros y dedicatorias en poesía gauchesca para entretenerse, hasta que llegue el banquete.

Para empezar, se recomienda pedir dos o tres empanadas tucumanas de entrada con una picadita de variedades de quesos. Como platos principales son imperdibles la humita a la olla, el guiso de mondongo y el clásico locro argentino. También se sugieren la carbonada y el pastel de pollo con calabaza. Obviamente hay gran oferta de vinos argentinos para acompañar cada plato.

De postre, es altamente recomendable el quesillo con dulce de cayote que nos recuerda a Jujuy y un arroz con leche tan cremoso como lo hacían nuestras abuelas. La atención es muy cálida, las comidas frescas y los precios accesibles.

Después, si aún se pueden mover, pueden hacer la digestión con un delicioso café en la confitería La Argentina.

La Aguada

Billinghurst 1862 – Recoleta

Tel: 4827-9477/1802

De lunes a domingo de 11h a 23h45.

Precios: $ $