Mishiguene, sabores judíos de alta gama

En el barrio chic y residencial de Palermo Chico se encuentra un restaurante distinto a los demás. Mishiguene propone una «cocina de inmigrantes» según los propios términos del chef. Inmigrantes judíos de Europa del este y de África del norte, según los sabores elegidos en el menú.

En un ambiente cálido y delicado que nos recuerda los Años Locos, podrán descubrir cómo el lugar reinterpreta los clásicos de las abuelas judías, askenazíes y sefardíes. Para probar un poco de todo los platos son servidos en medias porciones o porciones completas, son refinados y muy bien condimentados.

Entre las especialidades, el menú nos ofrece un suculento cordero fundido con arroz basmati, un audaz encuentro entre hígado de ave y espuma de hummus y hasta tataki de atún rojo al rábano y trufas divinamente servidos. No olvidemos los cigarros marroquíes de cordero como entrada y un fascinante postre que mezcla mousse de chocolate y helado de remolacha.

El menú degustación está compuesto de seis platos, resulta muy interesante para una comida de gala con su maridaje de seis copas de vino. Y nos encantó la posibilidad de reservar una mesa para seis en plena cocina. ¡Un motivo más para regresar! Después de visitar el Museo Evita sobre la misma calle, o el jardin japonés, déjense transportar por los sabores de Mishiguene.

Mishiguene
Lafinur 3368 – Palermo
Tel: 3969-0764 / Reservar
De martes a sábado, de 19 a medianoche
Domingo, de 12 a 16hs
Precios: $ $ $

Traductora pública de francés, apasionada por el idioma y la comida de todo el mundo. En parte bretona y porteña a la hora de salir elijo descubrir los lugares con ese "no sé qué" indescriptible.