MILL café, sabores caseros al viento

Imposible pasar por delante y no ver este encantador café de Villa Crespo. Un frente sobrio y elegante, su toldo rayado rojo y blanco, su molino y los delantales de las meseras que vemos a través de los grandes ventanales. Y las repentinas ganas de comer algo muy rico, como en casa…

Pan casero con quesos y mermeladas de la Patagonia, medialunas y pain au chocolat, desayunos americanos, todo tipo de ensaladas (hasta tabule tienen), sándwiches de pollo, atún, salmón, carne, verduras, bruschettas, tartas, pizzas o deliciosos wraps con guacamole. ¡El problema surge a la hora de elegir!

- Anuncio -

Ni hablar de los postres y otras dulzuras: flan, bananas caramelizadas, brownies, crumble, muffins, scons,… ¿Hace falta entrar en detalles?

Los precios son correctos, la comida deliciosa y el ambiente es bien tranquilo.

La decoración es muy simple, todo es de madera: sillas, mesas, estanterías con vajilla dispareja y barra con su inmenso pizarrón que anuncia el menú del día. Los numerosos ramos de flores dispuestos por todo el local le confieren un estilo rústico y campestre muy atractivo.

Como lo habrán entendido, Mill Café es ideal para estudiar, leer un libro o simplemente venir a relajarse o compartir algo rico entre amigos.

MILL Café
Scalabrini Ortiz 801 – Villa Crespo
Abierto de lunes a sábado de 8h a 20h
Precios : $ $