El Chaltén, paraíso del trekking en la Patagonia

El Chaltén es uno de los destinos más maravillosos de la Patagonia y de Argentina, así como la capital nacional del trekking.


De norte al sur, el territorio argentino encanta por su diversidad de paisajes arrebatadores: El Chaltén es uno de ellos. Con la naturaleza en primer plano y en medio a montañas y glaciares, la ciudad se destaca por sus senderos de trekking y la facilidad para acceder a sitios singulares como el Fitz Roy, uno de los cerros más famosos de la Patagonia. 

Un viaje que permite explorar senderos y paisajes naturales sin mucha dificultad, y que de paso te lleva a un pueblo de ensueño, con buena gastronomía, gente de todo el mundo y atmósfera juvenil. ¿Qué podría ser mejor? 

¿Cómo es El Chaltén?

El Chaltén es una pequeña ciudad en la Patagonia (menos de 2km de punta a punta), a los pies de la Cordillera de los Andes.

Aunque es pequeña, la ciudad está 100% orientada al movimiento generado por el turismo de aventura. Hay una gran variedad de hostales, hoteles, campings, restaurantes, cafés y bares, y el ambiente es super juvenil y animado. 

Tranquila durante el día, y más movida en la puesta del sol, cuando todos vuelven de sus caminatas: entre las 17h y 20h los bares y restaurantes se llenan, pero la noche termina temprano porque todos tienen que irse a la cama y descansar para la ruta del día siguiente.

El Chaltén es una ciudad para los experimentados del trekking, pero también para los curiosos: sus senderos auto-guiados y de dificultad baja o media permiten practicar trekking sin la necesidad de experiencia previa y de manera gratuita.

¡OJO! El Chaltén no es muy amigable para el trabajo remoto. La red de internet casi no funciona, principalmente en celulares. Los locales ofrecen wifi, pero tampoco es muy estable. 

¿Qué hacer en El Chaltén?

1. Acercarse al Fitz Roy y al Cerro Torre: las estrellas de la zona son, por supuesto, la Laguna Torre (a los pies del Cerro Torre) y la Laguna de los Tres (a los pies del Fitz Roy). Ambas son caminatas más largas (entre 8 y 10 horas) y de dificultad mediana. No es necesario experiencia previa, pero sí resistencia física. Es indispensable llevar ropa cómoda, zapato adecuado y comida para el día.

2. Ver las panorámicas de los cerros: si no estás seguro sobre las rutas de día completo, puedes hacerlas hasta la mitad, llegando hasta el Mirador Torre (sendero a la Laguna Torre) o la Laguna Capri (sendero a la Laguna de los Tres). Ambas panorámicas son preciosas. También puedes dividir la caminata a la Laguna de los Tres en dos días y quedarte en los campamentos de la Laguna Capri, Poincenot o Río Blanco. 

3. Caminar sin alejarse del centro: el Mirador Margarita (vistas a la Cascada Margarita, sendero a la Laguna Torre), los miradores Los Cóndores y Las Águilas (vistas de la ciudad y del Lago Viedma) y el Chorrillo del Salto (ideal para un almuerzo a los pies de la cascada). 

4. Trekking para los más experimentados: si tienes experiencia en trekking, caminatas de varios días y campamentos, están las caminatas del Valle del Río de las Vueltas, en el camino entre El Chaltén y el Lago del Desierto.

5. Excursiones: además de los senderos gratuitos, hay excursiones para los que desean soporte en los traslados o el acompañamiento de un guía.

6. Otros deportes: para los entusiastas del deporte de aventura, hay opciones como el kayak, el rafting, rutas en mountain bike e iniciación en montañismo. También cabalgatas, rafting, fishing y visita al Museo Madsen, la primera casa de El Chaltén.

7. ¿Subir el Fitz Roy? Atención: Esto queda para los súper experimentados. Se trata de uno de los ascensos más difíciles del mundo. Quienes duermen en los campamentos dicen que a la noche es posible ver las linternas de los escaladores.

Dato de color: la primera ascensión exitosa al Cerro Fitz Roy fue lograda por una expedición francesa en 1952, en un acuerdo de mutua colaboración entre los gobiernos de Argentina y Francia. En este enlace está toda la historia, fotos, planes y mapas de la escalada. ¡Tremendo! 

Gastronomía en El Chaltén

Como siempre, la mejor parte. Por lo menos para mí.

El Chaltén cuenta con una oferta gastronómica extremadamente amplia, principalmente si se tiene en cuenta su tamaño. Sin duda, es una ciudad para disfrutar tanto de los paisajes como de la comida. Aquí algunos de mis destacados:

Primo’s Coffee Bar: hermoso coffee truck. Café de especialidad con extracción perfecta, mientras disfrutas mirando las montañas.

Paisa High Mountain Coffee: en este café de especialidad, los dueños son colombianos. Además de muy buen café de Colombia, ofrecen arepas, ensaladas, sándwiches y platos del día. Hermoso lugar, work-friendly, buena señal de wi-fi. 

Cúrcuma Cocina Vegana: restaurante vegano con cocina afectiva, fresca y muy sabrosa. Opciones sin TACC. 

El Muro Restó: para escaparse un rato de la atmósfera caminata y vida sana y meterse de lleno en lo mejor de la cocina patagónica: cordero, trucha, carnes, empanadas. Que no hayas programado una caminata demasiado larga para el día siguiente. 

Parrilla La Oveja Negra: otra bomba. Parrilla argentina con todas las letras. También algunos platos de pasta.

Maffia: pero si lo que tienes es ganas de pasta, este es el lugar. Muy buena comida, pero hay que reservar con antelación. 

La vinería: opción descontracturada, con amplia carta de vinos, cervezas y picadas.

Laborum: por si pintan ganas de pizza napolitana. Esta sí, totalmente recomendable si tienes que salir el día siguiente para una caminata larga. ¡Aguante estos carbos! 

Y me quedo por aquí, sino no termino más de listar lugares…

Alojamiento en El Chaltén

Así como no faltan restaurantes, tampoco faltan lugares donde hospedarse. Las opciones van desde campamentos hasta cabañas, pasando por hostales, hosterías, aparts y posadas. 

Yo me quedé en Las Agachonas Apart, un apart con departamentos de 2 ambientes muy bien equipados, con televisión, cocina, internet, camas de esas que te abrazan y vistas a la montaña. Y la propietaria nos prestó un par de palos de trekking, que nos salvaron la vida en la subida a la Laguna de los Tres. 

¿Por qué ir a El Chaltén?

El Chaltén no será donde finaliza el mundo como Ushuaia, pero casi: está en la frontera con los fiordos de la Patagonia chilena, a un día en auto de Tierra del Fuego. 

La región es famosa por sus glaciares y el más conocido de ellos es el Perito Moreno, en El Calafate. 

Pero el principal motivo es, por supuesto, el trekking y los paisajes naturales.

Recomiendo llevar o alquilar palos de trekking. No son extremadamente necesarios, pero la verdad es que ayudan un montón y disminuyen el riesgo de lastimarse las rodillas y tobillos. 

¿Cómo llegar a El Chaltén?

Desde Buenos Aires, es necesario tomar un avión al aeropuerto de El Calafate, y luego un autobús hasta El Chaltén (3 horas, 200 km).

Lo más recomendable es ir en verano, entre diciembre y febrero, cuando la temperatura media es de 13 grados. Ir en primavera o durante el otoño puede ser soportable, pero en invierno, con temperaturas bajo cero y la ciudad cubierta de nieve, se complica. Obviamente, hay turismo todo el año, y el paisaje en invierno, con las cascadas y lagos congelados, es aún más increíble. 


Visitar Ushuaia: donde finaliza el mundo y comienza el cielo

Micaela Redondo
Micaela Redondohttps://catalibre.com/
El acento es brasileño pero el corazón argentino. Amante de la comida, los vinos, los cafés y los paseos en bicicleta. Y, por supuesto, enamorada de Buenos Aires.
12,710FansMe gusta
11,876SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!