Isabel, la reina de la noche

La cola que se forma en la entrada y la inmensa puerta color platino alimentan el misterio y la curiosidad que suscita este espacio. Lugar exclusivo de la noche porteña, Isabel y su clientela lucen un look casual y elegante.

El estilo acá lo es todo. Nos introducimos por una antecámara donde un inmenso Ganesha cubierto de brillantina nos observa justo encima de la boletería. Pasando las puertas, un bar se nos aparece con, a la izquierda, mesas circulares y sillones de terciopelo que crean un espacio íntimo y a la derecha una espléndida barra detrás de la cual inmensos espejos transforman el lugar en un verdadero palacio. En el techo vemos varias hileras de lámparas retro futuristas y un sector fumador se encuentra en el patio del fondo, entre los bancos juntos a la gran chimenea. El todo evoca un gran estudio estadounidense de los años 60-70, estilo Motown.

- Anuncio -

La atención es prolija, todo el personal está vestido de blanco, fiel a las tendencias de la noche. Nos dejamos tentar con la carta de tragos, preparados con talento por un equipo de bartenders profesionales. Los famosos Old-fashioned, Margarita, Cosmopolitan se codean con los Hemingway Daiquiri, Sherry Cobbler o Godfather. Si quieren comer algo, sushis, carpaccio, brie, ceviche, sorrentinos, mousse de maracuyá o fondant de chocolate sabrán apaciguar el hambre.

Nos gusta ir a Isabel el martes en plan after-office o en modo fiesta el viernes y sábado. No se sorprendan si se cruzan con algún famoso, suelen frecuentar asiduamente este lugar. Sigan su ronda nocturna en el no menos enigmático y elegante Victoria Brown o piérdanse en la fauna del Soria o del Congo Bar.

Isabel

Uriarte 1664 – Palermo

Tel : 4834-6969

De martes a sábado de 21h a 4h o 5h

Precios: $ $ $

 

Foto : Facebook de Isabel

 

 

Après un fabuleux septennat comme correspondant de L'Equipe et France Football, lors duquel j'ai écumé les meilleurs spots de la "Ciudad de la furia" chère à Soda Stereo, je vis désormais Barcelone. Où évolue un petit gars en short qui n'a pas volé son titre de meilleur ambassadeur de l'Argentine.