La jerga de la birra, o cómo pedir cerveza en Argentina

cerveza en argentina

Comienza la venganza de la cerveza. Después de tanto tiempo rezagada por el abrumador reinado del vino argentino, con su fama mundial y términos especializados, por fin empieza a afianzarse una cultura cervecera nacional más refinada, especialmente de cerveza tirada. Cada día son más los restaurantes que incluyen variedades artesanales en su carta, y palabras como stout se incorporan al vocabulario del porteño.

¿Qué tomar?

Si recién se aventuran al submundo del barril, lo primero es recordar que hay muchas formas de clasificación, pero solemos dividir la cerveza según el nivel de fermentación. Las llamadas Lager, o de fermentación alta, son más ligeras y más consumidas en todo del mundo. Las más conocidas son la tipo Pilsen (por ejemplo la Quilmes tradicional) y la tipo Bock, un estilo alemán oscuro y denso que recuerda al caramelo.

- Anuncio -

Las de fermentación baja se conocen como Ale. Sus sabores frutales son más elaborados y aromáticos. Entre las “razas” ale que más suenan están la Pale Ale con mucho sabor y colores yendo de lo rubio a lo rojizo (muy de moda está la pelirroja Indian Pale Ale o “IPA” de notas amargas y especiadas); las Stout, las más fuertes de las cervezas negras con gusto intenso parecido al café o incluso chocolate; y las Brown Ale de personalidad maltosa. En el grupo se incluyen también las cervezas blancas de trigo y las de abadía, menos comunes.

¿Cuánto tomar?

Cada país tiene su propia terminología en cuanto a tomar se trata, y Argentina no es la excepción. Aquí una pequeña guía para pedir una birra y no morir sobrio en el intento:

Porrón: En Buenos Aires se refiere a la botella de 330cc, aunque en algunas ciudades del interior se llama también porrón a la botella de 1 litro.

Liso: El clásico de Santa Fe. Se trata de una copa alargada y translúcida en la que se sirve cerveza idealmente con dos dedos de espuma. Acepta alrededor de 250cc.

Chopp: La jarra alemana también se usa acá y equivale a unos 330cc (a veces un poco más).

Pinta: Este vaso de 500cc se ha convertido en la medida por excelencia en las cervecerías artesanales.

Media pinta: Es la opción recomendada si la intención es degustar varios estilos de cerveza.

Quizás les puede interesar…