El Quetzal, entre murales, música y tragos

Tal vez los habitués de Palermo pasaron cientos de veces por delante de la puerta de hierro y no repararon en que detrás de esa fachada íntegramente pintada de colores, se encuentra El Quetzal. Apenas entran por la altísima puerta un espacio enorme con mesas de hierro los invitan a degustar las primeras cervezas o picar algo. El patio está pintado de infinidad de colores y se destacan las representaciones de los pueblos aborígenes de América del Sur exquisitamente pintados, llamativos y tan interesantes que no van a dejar de observarlos mientras toman sus tragos lejos del ruido de la calle.

Los personajes no están pintados así porque sí, el lugar lleva el nombre del ave sagrada de los mitos aztecas y mayas. Aunque la carta de bebidas no se limita únicamente a esa región ya que también sirven Cuba libre o Fernet Coca, pasando por la caipirinha, entre otros. En cuanto a los platos, son sencillos pero bien elegidos: mini hamburguesas, bocaditos de berenjena y hasta nuggets con queso cheddar extrañamente bautizados “Michael Jackson”.

Como a veces pueden tardar en atenderlos, vayan a la habitación contigua y mientras esperan disfruten del evento que esté programado, como todas las noches. En el Quetzal podrán anotarse en cursos de yoga, o asistir a algún ciclo de cine o recital. Algunas semanas se organizan actividades para los más chicos.

Si desean disfrutar del ambiente del Quetzal un sábado por la noche, no se cuelguen ni lleguen demasiado tarde. A partir de las 22h el patio se llena y se hace difícil encontrar mesas libres. Y para los que prefieren llegar tarde, vayan antes a lo de Don Julio a comer un rico asado, a pocas cuadras de allí.

El Quetzal
Guatemala 4516 – Palermo
De martes a domingo desde las 20h 
Precios: $ $

12,683FansMe gusta
10,680SeguidoresSeguir
1,477SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!