Versalles, un barrio pequeño con una paz muy grande

Versalles barrio buenos aires
Cartel que perteneció a la estación Versalles, demolida en los 60s / Foto: Gabriel Biasin

Versailles o Versalles, como lo conocemos acá, no tiene nada en común con el conocido palacio francés, pero es el nombre que recibió este barrio de la periferia de la Capital.

Está ubicado al sur de Villa Devoto y es, (junto a Villa Real, Monte Castro, Vélez Sarsfield y Villa Luro) uno de los barrios menos populares y conocidos, de esos que no figuran en las guías de turismo, a pesar de su encanto.

En busca de calma

Versalles es uno de los barrios más pequeños de la Capital y se caracteriza por ser el que más espacios verdes por habitante tiene.

Si comparamos a los barrios porteños con personalidades, se puede decir que Versalles equivale al de una persona calmada y tranquila, poseedor de un microclima muy diferente al que se respira en los barrios cercanos al centro, sin grandes alteraciones sonoras o visuales. Con sus calles anchas, casas bajas y espacios parquizados, es el lugar ideal para quienes buscan tranquilidad.

Inspiración francesa

En 1911 se desarrolló un loteo alrededor de la nueva estación del Ferrocarril del Oeste, en tierras que en ese momento correspondían al barrio de Monte Castro. El barrio de Versalles nace en torno a la estación de tren, y recibe su nombre a pedido de un médico de la compañía que quedó embelesado en su visita al palacio francés.

Como era de esperar el nombre Versailles fue argentinizándose hasta convertirse en Versalles (con la sh muy pronunciada, a la usanza porteña).

Qué hacer y ver en Versalles

  • El Paseo Versalles: un parque alargado que cruza el barrio desde Arregui hasta Álvarez Jonte. Su recorrido arbolado es ideal para caminar, correr o sentarse a tomar mates.
  • La plaza Banff: definitivamente el lugar de esparcimiento elegido por las familias.
  • Al ser un barrio casi exclusivamente residencial, la oferta gastronómica no abunda. Pero recorriendo nos encontramos con una sorpresa: la fiambrería-bar llamada La Veredita. En esta hermosa casa en la esquina de Lisboa y Dupuy, se pueden degustar deliciosos sánguches y una linda variedad de cervezas y jugos, entre otras cosas.
  • Al parecer, Versalles es un barrio elegido por los cineastas. En la calle Echenagucía 1232 se encuentra la locación principal de la conocida película argentina “Esperando la Carroza” (un retrato de la herencia italiana en las costumbres argentinas).
  • El Café Buenos Aires, en la esquina de Nogoyá y Gallardo, fue locación de El Hijo de la Novia, película de Juan José Campanella. Lamentablemente este bar histórico hoy se encuentra en venta.
  • La Glorieta de Versalles: La estructura del antiguo Mercado Municipal Versalles fue transformada en un espacio cultural público donde los vecinos se reúnen a bailar, tocar música y realizar diversas actividades culturales.

Si buscan un día apacible lejos del ruido típico de la capital, ¡dense una vuelta por Versalles y volverán renovados!

FICHA BAC

El barrio en tres palabras: apacible, arbolado, familiar
Lo destacado: La Glorieta de Versalles y la Plaza Banff
Nuestros bares/cafés preferidos: 
La Veredita por sus sánguches riquísimos
y por su onda
Nuestros flechazos: Los estilos diferentes de casas, con detalles originales
de distintas épocas

Diseñadora oriunda de Buenos Aires. Fotógrafa y dibujante aficionada. Me encanta recorrer la ciudad con ojos de viajera, retratando y registrando cada cosa que voy descubriendo a mi camino para compartir con el mundo.