Home NIGHTLIFE Boliches

La vida nocturna argentina, desde el atardecer hasta el amanecer

Photo by Elena Kalistratova from Flickr

Si hay algo que nos une a todos, sea cual sea nuestro país de origen, es disfrutar de la vida nocturna. Siempre hay un buen motivo para salir a picar y tomar algo, ir de fiesta o incluso salir a pasear, sea con nuestros amigos, pareja o familia. Y es así como Buenos Aires, como toda gran ciudad no se queda atrás, ofreciendo así una variedad impresionante de lugares para pasar una gran noche: desde cervecerías artesanales en cada barrio, hasta discotecas a orillas del río. ¡Hay opciones para todos los gustos! Sin duda, la vida nocturna argentina es una de las más largas y divertidas que se puede experimentar.

Las cenas argentinas

Sin embargo, hay algo que suele ser muy curioso para turistas y recién llegados al país, y esto es que una noche no significa lo mismo e incluso se queda corta para los argentinos. Esto puede verse en algo tan simple como el horario de la cena; así mientras que en otros países las personas suelen cenar entre las 18h-20h, en Argentina lo más común es cenar entre las 21h-22h, e incluso un poco más tarde los fines de semana. Por esta razón, muchos restaurantes están abiertos hasta la medianoche o la madrugada.

Los boliches

Si bien hoy en día lo más popular es ir a cervecerías artesanales, hamburgueserías y restaurantes al aire libre, los boliches (como se llama localmente a las discotecas), hasta hace poco ocupaban un lugar central en la vida nocturna argentina. Salir a bailar implicaba todo un ritual que, como de costumbre, solía terminar hasta la mañana siguiente.

Este hábito muy presente en la cultura local, comúnmente iniciaba con “la previa”, es decir, una pequeña fiesta en alguna casa. Luego de algunos tragos, siendo el más popular desde siempre el fernet con coca (también conocido como Fernandito), se iba al boliche entre las 1h-2h. Allí, la fiesta no terminaba hasta el amanecer. Y posteriormente era bastante común continuarla tras la salida del boliche, hasta las 8h-9h, en lo que se conoce como “el after”.

Algunas discotecas se reconvirtieron en bares; sin embargo, hoy por hoy, fiestas de estas magnitudes no están autorizadas, así que habrá que seguir cuidándonos y esperar a que la situación mejore para volver a festejar de esta manera.

El regreso del autocine

A pesar de todo esto, las circunstancias actuales volvieron a popularizar un clásico de hace unas cuantas décadas atrás: los autocines. Hoy más que nunca, es un buen momento para ir a ver películas o espectáculos desde la comodidad del auto disfrutando de unos ricos pochoclos.

Uno de los autocines más populares en este momento es el Autocine Atlas la Rural, ubicado en el barrio de Palermo. Es posible consultar la cartelera de funciones y más información haciendo clic aquí.

Exit mobile version