TOP 10: Los restaurantes para celíacos con mucho sabor

Lo escuchamos y leemos en todos lados, “sin tacc”, “gluten-free”, “apto para celíacos” pero muchos no tienen idea remota de lo que significa. La celiaquía (mucho más común y molesta de lo que pensamos) se refiere a la intolerancia del cuerpo para procesar alimentos con trigo, cebada, centeno y a veces avena. ¿Significa que un celíaco debe renunciar a todo lo bueno? ¡Para nada! Aquí te respondemos con 10 contundentes NO. Lugares que no tienen nada de gluten pero que tienen todo el sabor, tanto así, que son frecuentados por no-celíacos glotones.

Onda sándwich

En Palermo vamos primero a La Pastronería y directo a la especialidad de la casa: Un sándwich de pastrami con pepinillos agridulces y mostaza relisch (también sus pizzas son muy aclamadas, si andan en ese plan). Una alternativa tentadora es el sándwich de salmón ahumado con queso crema, ciboullette, lechuga y huevo de Sintaxis, un restaurante muy bonito con platos estrictamente libres de gluten.

Onda gourmet

Aunque es verdad que un celíaco extraña sobretodo la harina, ¿por qué no aprovechar para cuidarse con una ensalada? Olivas tiene una delicia con fideos, aceitunas negras, espinaca, cubos de mozzarella y tomates secos, además ofrecen adaptar sus platos con salmón para ustedes. La pizza de arroz crocante con chop suey de vegetales en BIO no tiene pérdida. Este restaurante orgánico en Palermo Hollywood tiene un montón de opciones para celíacos que todos codiciamos (atención a las empanadas y la hamburguesa de lentejas). En la misma línea sigue TeAdoro García en Colegiales, son tan buenas y sabrosas las pastas y pizzetas (recomendada la muzza) en su pequeñito resto, que muchos pasan por allí a comer sin enterarse que su menú es libre de gluten. No nos podemos olvidar de Pizza Vegana, que recrea un clásico popular como la pizza en su versión sana y deliciosa. Libres de gluten y lactosa con masa de harina de arroz, la Caramelita con queso paparella (a base de papa), cebolla caramelizada, orégano, azúcar integral y aceite de oliva es un mimo al corazón.

Onda exótica

Si están listos para algo que se aleje un poco de lo local, La Arepería de Buenos Aires los espera en Palermo Hollywood con una sorpresa a la colombiana. Todo su menú es apto para celíacos (menos la cerveza), pero por supuesto deben empezar por sus increíbles arepas de harina de maíz con guacamole y pollo desmechado. ¿Y si cambiamos de continente? Casi todo el menú africano de El Buen Sabor es 0% gluten, así que pueden entrarle sin miedo a su guiso de plátano con chivo mientras pasan una linda tarde en Villa CrespoSeguimos el recorrido turístico hacia el Sudeste Asiático con los sabores tailandeses en Lotus Neo Thai, que equilibra y combina en cada plato lo dulce, picante, agrio, amargo y salado. Con una carta libre de gluten, se puede disfrutar de platos salteados o fritos, curries, ensaladas y postres caseros. Un verdadero oasis oriental en Belgrano.

Onda tradicional

Entre las carnes y mariscos, en un clásico de Puerto Madero como Puerto Cristal, se imponen las pastas artesanales amasadas con materias primas sin gluten. Caímos en la tentación con los fetuccini con tomate concassé. Suaves al paladar y súper aromáticos. Y además, cuentan con una panera especial sin TACC. ¡Perfecto!

Onda dulce

En Palermo los no-celíacos se derriten de envidia ante la vitrina de Celigourmet. Cheesecake, brownies, alfajores y su incomparable torta bombón con las capas perfectas… ¡Pero no importa! Podemos disfrutar de su dulzura también. Otra seductora merienda en el barrio ofrece el cheesecake de vainilla con chips de Despacho de Sabores. Para desayunar, disfrutar de un buen brunch, tomar el té o almorzar, todas las opciones son riquísimas. En Recoleta, un cafecito con onda europea apodado Gout, nos tienta con macarons de pistachos, brownies y alfajores de dulce de leche. ¡Para chuparse los dedos!

Foto: Facebook de La Pastronería