La Republiqueta de Acracia, el «Gastro-Estado» de Núñez

En una esquina justo al lado de la estación de trenes, se encuentra un restaurante-Estado que pasa casi desapercibido si no fuera por la terraza cubierta de rojo que nos llamó tanto la atención con sus grandes letras anunciando “La Republiqueta de Acracia”. Dicho de otro modo, estamos frente a un territorio organizado de manera precaria (Republiqueta) que tiene como política la supresión de toda autoridad y la defensa de la libertad individual (Acracia). ¡Vaya nombre para un restaurante! Tampoco es para preocuparse, no reina la anarquía ni hay revoluciones a la vista. ¡Todo lo contrario! Si son lo suficientemente curiosos, empujarán la puerta de esta gran casona para disponerse a viajar en el tiempo…

Porque la Republiqueta, si bien abrió sus puertas en 2013, conservó la arquitectura tradicional de la casa: las paredes de madera y piedra, la gran escalera, los mosaicos en pisos y cielorrasos. Incluso algunos objetos parecen salidos directamente de otra época. Sentados en una de las mesas, nos sentimos inmediatamente como en casa y nos preparamos para abrir el menú de este “restaurante-estado” en medio de un ambiente cálido y ruidoso.

La comida de la Republiqueta se parece a la decoración, una mezcla de tradición y originalidad, todo caserito. Carne, pescado, clásicos que no pueden faltar en las cartas y postres a rolete. ¿Qué pide el pueblo? Por mi lado, Lomo al Malbec, y ya que lo nombramos, la carta de vinos es tan amplia que hasta nos desconcierta con tantas opciones… Aprovechamos el momento de espera de nuestro pedido para imaginar a qué podía parecerse este lugar en el siglo pasado, pero no pudimos terminar antes de que nuestros platos llegaran a la mesa. El lomo ya tenía una pinta bárbara y un aroma extraordinario, y con el primer bocado realmente comenzamos a apreciar los sabores de este territorio y toda su política.

En La Republiqueta de Acracia, la política es simple: el cubierto no se paga, la atención y el servicio de mesa es muy cuidadoso y atento, el menú ejecutivo cambia todas las semanas y el ambiente es familiar y agradable. En realidad, la Republiqueta no le debe su nombre al sistema instalado dentro del lugar. Se lo debe a su historia. Ubicada en la esquina de la calle Crisólogo Larralde, los vecinos del barrio bien saben que esta calle antes se llamaba Republiquetas… y el rumor dice que la abuela del dueño vivía en esta casa y que se llamaba Acracia. ¿Mito o verdad? Nuestra cena no nos confirmó nada de eso. En todo caso, el lugar y su cocina casera supieron conquistar al barrio de Núñez con una propuesta totalmente original y distinta de los demás bares y restaurantes del barrio. Acracia seguramente estaría orgullosa de los sabores que gobiernan su barrio con tanta alegría y calidez que sólo las preparaciones caseras saben lograr.

La Republiqueta de Acracia
O’Higgings 3574 – Núñez
Tel: 4704-9206
De martes a domingo, de 12h a 02h
Precios: $$$

Foto: Facebook de La Republiqueta de Acracia

Versión de Agustina Pasqualini
Traductora pública de francés, apasionada por el idioma y la comida de todo el mundo. En parte bretona y porteña a la hora de salir elijo descubrir los lugares con ese "no sé qué" indescriptible.
12,686FansMe gusta
10,686SeguidoresSeguir
1,478SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!