Circuito: Boedo, Caballito, Villa Crespo y Almagro en un día

¿Les resulta cada vez más difícil encontrar ese toque auténtico que tanto se espera de algunos barrios populares como La Boca y San Telmo? En principio, BoedoCaballitoVilla Crespo y Almagro deberían poder satisfacer esa falta con las veredas irregulares, sus cafés notables y construcciones coloniales. Al igual que para el recorrido de los barrios del norte de la capital, les proponemos alquilar una bici durante todo el día ya que las distancias de esta propuesta son algo significativas.

Sin duda alguna el barrio menos conocido de los tres es Boedo y está repleto de cafecitos “como congelados en el tiempo” como el Café Margot sobre la avenida Boedo, buen punto de partida para explorar la zona. Luego diríjanse para el lado del Mercado San Juan o retomen para el lado de Caballito para dar una vuelta por el Mercado del Progreso y por el café-barbería La Época. El fin de semana pueden subir al tranvía y hacer un pequeño recorrido que pasa muy cerca del barrio inglés.

- Anuncio -

Para recargar energías, nada mejor que una espectacular hamburguesa en Tierra de Nadie, o si prefieren continuar un poquito más para el Parque Centenario podrán sentarse a comer rico en la cantina de Los Chanchitos o en el restaurante africano El Buen Sabor. Después de un interesante y variado recorrido por la flora y fauna locales en el Museo de Ciencias Naturales, nada más lindo que tirarse a dormir una siesta en el pasto del Parque Centenario.

Después de la siesta y continuando con la tarde perezosa nos acercamos a Almagro. Allí pueden elegir entre el clásico El Banderín y el bistró estilo francés Troquet de Henry para ir a tomar una merecida cerveza bien fría o un Fernet a buen precio. ¿Entre tanto paseo ya se hizo la hora de la cena? El italiano Pierino es una opción excelente para saciar el apetito antes de encarar una noche que promete. Vayan a escuchar tango al Boliche de Roberto o directamente a milonguear a la espectacular Catedral. No duden en chequear el programa de la Ciudad Cultural Konex, uno de los mejores centros culturales de la ciudad.

A menos que prefieran terminar la noche en Villa Crespo propuestas es lo que sobra. Los amantes del ping pong y del billar podrán divertirse en el mítico San Bernardo. Los fanáticos de la cerveza, van a ir directo al pub Shanghai Dragon. Y los que prefieren los recitales seguramente van a echar un vistazo a la programación del Matienzo, lugar de encuentro de la cultura alternativa porteña, ideal para darle un cierre a este recorrido por los barrios más under de la ciudad.

Recorrido sugerido (y tiempo que les llevará):

Mañana (Boedo y Caballito): desayuno en el Café Margot (1h), paseo por el Mercado San Juan (30mn) o por el Mercado del Progreso (idem), café en La Época (30mn), recorrida en tranvía por los alrededores del barrio inglés (1h).

Tarde (Caballito y Almagro): almuerzo en Tierra de Nadie, Los Chanchitos o El Buen Sabor (1h30), visita al Museo de Ciencias Naturales (1h) y pausa en el Parque Centenario (1h), tomamos algo en El Banderín o en el Troquet de Henry (1h).

Noche (Almagro o Villa Crespo): cena en Pierino (2h), tango en el Boliche de Roberto (1h30), seguimos con una milonga en La Catedral o algún espectáculo en el Konex (2h). Otras posibilidades: un trago en el San Bernardo o en Shanghai Dragon (2h), seguimos con un recital en el Matienzo (2h).

Après un fabuleux septennat comme correspondant de L'Equipe et France Football, lors duquel j'ai écumé les meilleurs spots de la "Ciudad de la furia" chère à Soda Stereo, je vis désormais Barcelone. Où évolue un petit gars en short qui n'a pas volé son titre de meilleur ambassadeur de l'Argentine.