Home BARRIOS

Palermo, el barrio de los infinitos nombres

los-palermo-mapa-barrio-buenos-aires
Mapa de los sub-barrios de Palermo. Todos los derechos reservados a @buenosairesconnect

Reconocido por albergar los principales focos turísticos de la Ciudad –como los Bosques de Palermo, el Botánico, el Hipódromo, el Jardín Japonés, el Planetario, el Malba– amado por su efervescencia cultural y gastronómica, Palermo es el barrio donde sucede todo. “Trendy”, “gourmet”, “noctámbulo” son algunos de los adjetivos que califican ese mega barrio -el más grande de los 48 que tiene Buenos Aires.

Durante el día, las vidrieras de Palermo despiertan la curiosidad tanto de los recién llegados como de los visitantes habituales. Almorzar o tomar un café en cualquier esquina siempre es un placer. Cuando baja el sol, el barrio se convierte en el principal anfitrión de las noches porteñas. Comida étnica o argentina, clubes de moda o cafés bohemios… ¡la variedad de opciones es infinita!

Es más, su carácter multifacético y su gran superficie (15,9 km2) hizo que con el tiempo empezaron a surgir divisiones del barrio, determinadas por el tipo de actividad que se realiza en la zona. Y hoy estas divisiones cayeron en el lenguaje común. Quizás se habrán dado cuenta que algunas sobrepasan los límites oficiales del barrio. Por ejemplo, Palermo Queens es parte de Villa Crespo, Palermo Dead toma algo de Chacarita, etc. Este fenómeno de «Palermización de la ciudad» ocurre desde que Palermo se volvió una palabra cotizable que muchos se apropiaron -especialmente en el mundo inmobiliario. Por ejemplo, una propiedad que quedaría en «Palermo algo» hasta se le puede doblar el valor comercial.

Cuestión que hoy existen una docena de «sub-barrios palermitanos no oficiales» -y seamos sinceros- es un dolor de cabeza para entender dónde empiezan y dónde terminan. Ojalá con esta nota vamos a desentrañar el misterio…

Hollywood, Soho, Viejo

¡Estas son las zonas más movidas de Palermo! Se caracterizan por su entendimiento absoluto del arte urbano, su extensa propuesta gastronómica, sus bares vanguardista y sus mesas en la vereda. Palermo Soho y Palermo Hollywood en particular presentan una atractiva sinergia de moda y diseño de interiores. 

Palermo Hollywood

Delimitado por las avenidas Juan B. Justo, Córdoba, Dorrego y Guatemala. En alusión al famoso distrito de Los Ángeles y su mundillo relacionado con el espectáculo, la zona alberga una buena cantidad de estudios de televisión, radios y productoras varias. Allí cohabitan lujosos lofts ultramodernos y viejas casas de estilo italiano cuyas paredes llevan las últimas tendencias del arte urbano-callejero. Existe una gran oferta gastronómica y movida nocturna.

Recomendamos: Koko (por sus gyozas condimentadas a lo justo), Sacro (por hacernos considerar volvernos veganos), La mar (por su cocina peruana de alto nivel), Fukuro (un noodle bar único e irrepetible), Kebab Roll (por despertar nuestras papilas gustativas con sus shawarmas bien picantes), Club Lucero (por sus noches de cocteles y tapas en el patio), Salvaje Bakery (por su brunch Rock n’ Roll), Siamo nel forno (por sus pizzas hinchadas y originales), Uptown (por sus noches frenéticas en el escenario más delirante de BA).

Palermo Soho

Delimitado por las avenidas Juan B. Justo y en las inmediaciones de la Plaza Serrano y Plaza Armenia. La zona es un circuito de moda, del arte y del buen comer. Se denomina Soho evocando el mítico distrito de New York SoHo, que al igual que su homólogo tiene alta propuestas de arte/diseño para complacer a todas las audiencias. 

Recomendamos: Don Julio (por su carne premiada internacionalmente), Temple Bar (por sus cervezas y su ambiente de pub), Duca (por los “apericenas” en su terraza rooftop), Cuervo (por lo grande de sus cafés a retirar por la ventana), Parque bar (por sus tragos de autor en un ambiente botánico), le Rêve (Por la perfección de sus platos y su onda retro chic).

Palermo Viejo

Entre las avenidas Córdoba y Santa Fe, desde Scalabrini Ortiz hasta Mario Bravo. Se lo llama así por sus casas bajas de épocas de antaño, las llamadas casa chorizo (construcciones del siglo XIX de una sola planta, con un pasillo lateral de acceso común al que dan una sucesión de habitaciones, desde el frente del predio hasta el corazón de la «manzana»). Palermo Viejo se caracteriza por una vida más «de barrio», más residencial y por ahí más «auténtica» que la de sus vecinos Soho y Hollywood. Hasta se siente ahí la influencia de la vida bohemia de Villa Crespo.

Recomendamos: Nola (por su buena onda y sus cervezas artesanales), Opio (por sus curries en cazuelas picantes a medida del paladar), A nos amours (por su ambiente «Bistro à la française»), Gran Dabbang (por hacer viajar nuestros paladares por el mundo, siempre), Dársena (porque tomarse una cerveza en un container no pasa en cada rincón), Desarmadero (por sus cervezas artesanales y su terraza).

Las Cañitas, Pacífico y Nuevo

Las Cañitas : Entre las avenidas Luis María Campos, Olleros, Del Libertador y la calle Chenaut. La Calle Báez siendo el eje de la zona con muchas opciones nocturnas y gastronómicas. 

Palermo Nuevo : Ubicado entre las calles Santa Fe, Sarmiento, Del Libertador y ex-ferrocarril San Martín, está dominado por modernas torres residenciales y una ancha vereda con ciclovía.

Palermo Pacífico : Esta subzona abarca a lo largo de la Avenida Santa Fe desde Plaza Italia, el cruce con la Avenida Juan B. Justo y ciertas partes de la Avenida Luis María Campos.

Recomendamos: Fayer (por su cocina isreali de vanguardia), Las Pizarras (por su toque francés).

Botánico, Alto Palermo y Villa Freud

Palermo Botánico: En las inmediaciones del Jardín Botánico. 

Alto Palermo: Inicialmente concebido por el centro comercial de nombre homónimo, se extiende hasta Salguero entre las calles Charcas y Av. Las Heras.

Villa Freud: Denominado así, por la gran cantidad de consultorios psicoanalíticos que hay en la zona. También conocido como Palermo Sensible, Guadalupe o Alto. 

Recomendamos: Soler (por su combinación sin falla entre pizzería romana y vinoteca)

Palermo Zoológico y los Bosques de Palermo

Es la zona más GREEN de Palermo, tiene una sumatoria de varios parques y espacios verdes con edificios altos y hasta coquetos dúplex donde (si son suertudos y viven al 7mo piso por adelante) se puede admirar 180 grados de verdor.

Palermo Zoológico : En las inmediaciones del Parque Zoológico, que desde 2019 se ha transformado en un Ecoparque interactivo, educativo y ambiental, ideal para los paseos domingueros en familia.

Los Bosques de Palermo: (oficialmente llamados “Parque Tres de Febrero”) Extendidos sobre unos 50 hectáreas, diseminados entre el club de golf, el campo de polo, el velódromo y los jardines de flores, son comúnmente designados como los pulmones de la ciudad, invadidos de gente los fines de semana. Además, desde hace algunos años, los bosques tienen su propio polo gastronómico: los llamados “Arcos de Palermo” o “Paseo de la Infanta” con un montón de opciones para comer y tomar, una tras otra, y con algunas de nuestras veredas favoritas de la ciudad.

Recomendamos: Mishiguene (por sus sabores judíos de alta gama), Birkin (por sus meriendas cancheras), Restaurante Jardin Japones (por la tranquilidad del lugar y lo pintoresco del paisaje)

Palermo Chico y Norte

Palermo Chico (también llamado Barrio Parque): Colindante por el sur con el barrio de Recoleta, está delimitado aproximadamente por la Avenida del Libertador, entre Tagle y Cavia, y las vías del ferrocarril. Es una de las zonas más cotizadas de la ciudad. Muy exclusiva. Ahí los petit hotel, las mega-mansiones y las embajadas son moneda corriente.

Palermo Norte : le sigue el paso a Palermo Chico, donde predominan los residentes de clases media-alta y alta.

Recomendamos: Casa Cavia (por su patio tan elegante), Farinelli (por sus desayunos y almuerzos saludable), Croque Madame (para sentirse en París un instante).

***

Conclusión : Palermo es exuberancia, es creatividad -la que marca tendencias- es vanguardismo y diversidad de género. En perpetua construcción, incesantemente en renovación, Palermo siempre crece. Él solo es el símbolo de la adaptabilidad que caracteriza la sociedad argentina, siempre capaz de reinventarse a pesar de la adversidad.

Exit mobile version