Museo Evita, tras las huellas de una leyenda

Polémica y controvertida, Evita fue una de las figuras más influyente en la escena política argentina. En la actualidad, para muchos sigue siendo un ejemplo de lucha contra la opresión política y la oligarquía. Su muerte prematura a los treinta y tres años, contribuyó a forjar la leyenda hasta prácticamente santificarla y transformarla en objeto de veneración.

El museo nos deja algo perplejos… Si bien las informaciones acerca de su vida y obra parecen a primera vista bastante completas y “objetivas”, el altar que le está dedicado en la entrada, la cuasi ausencia de referencia a los opositores (siempre demonizados) y el tono admirativo, por momentos melodramático, de los comentarios explicativos dejan aflorar la ideología subyacente. Y de repente nos invade la sensación de estar visitando un mausoleo, donde dejamos de lado nuestro sentido crítico para dar lugar a un piadoso respeto.

A pesar de ello, el museo no deja de tener un valor histórico particularmente interesante. Es una manera de sumergirse en la historia argentina contemporánea y aprender un poco más acerca del voto femenino o del día de la lealtad (peronista) entre otros hitos.

Al salir, pasen por el restaurante, muy recomendable. Si siguen con ganas de pasear, vayan al Jardín Japonés o al Parque Tres de Febrero. Y si la caminata les abrió el apetito, pueden ir a la pizzería Romario o si les tienta la comida thai-mediterránea, a la Pitiusa.

Museo Evita

Lafinur 2988 – Palermo
Tel: 4807-0306
De martes a domingo, de 11h a 19h