“La Mujer Puerca”, en la intimidad del chiquero

En Buenos Aires pasa algo muy extraño, la explosión de teatros y participación de personas en formación y público es enorme. Fuera de la larga Avenida Corrientes y sus salas gigantescas, se encuentran varios lugares sorprendentes.

Un ejemplo es el Elefante Club de Teatro, una casa de Almagro convertida en teatro. Aún está esa cocina, aún está ese living, se nota que algunas paredes volaron y la ventana que da a la calle se expandió, pero es eso, una casa, una casa que ahora tiene la típica mesita llenísima de flyers, un bañito, la cocina, los carteles y atrás una sala, donde poner tanto trabajo, donde cocinar este mundo.

Al entrar está la actriz (Valeria Lois), ya en personaje, con unos jeans azules, una blusa rosa, unas zapatillas blancas, una cola medio de coté y su mesita con cremita, agua, una imagen religiosa y unos puchos. Cada uno toma una silla y se ubica donde quiere, luego una vez que están todos acomodados, la actriz se sienta y comienza el relato. Es eso, una actriz, en un metro cuadrado como mucho, luces para verla y nada más, y eso es lo importante, abre la boca y se despliega un texto hermoso por cincuenta minutos, se despliega una historia que nos hace reír mucho y también nos incomoda, por que es fuerte y tajante como un cuchillo filoso metido a presión en el pecho.

Ella llora, nosotros lloramos… pero todo va aún más allá. Nos presenta un mundo de incógnitas sobre el mundo que vivimos, sobre la religión y las creencias, las desnuda de una manera tan vil que aun siendo ateo me produjo un dolor enorme, porque conocí varias mujeres puercas que también sufrieron por confundir lo que es dar, lo que es amar, con la ceguera y la culpa. Personas que al no bancarse la vida con todo lo que es, inventaron una mucho peor, anclada en otro mundo ideal, irreal e inaccesible y transformaron a este en un infierno, un calvario que nos va a dejar en paz, comidos por los gusanos relamiendo el placer de haberla perdido, de que se nos haya pasado la vida esperando señales de ese dios que, visto así, es igual que la nada.

Una obra absolutamente imperdible, un teatro, un autor y una actriz que son bestias, bestias enormes.

«La Mujer Puerca» en el Elefante Club de Teatro
Guardia Vieja 4257 – Almagro

Todos los sábados a 21h y 22h30
Tel: 4861-2136
Entrada : AR$50

 

12,685FansMe gusta
10,668SeguidoresSeguir
1,458SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!