Literatura argentina (2/2), los imprescindibles

literatura argentina

La literatura argentina es vasta y caudalosa. Menos antigua que otras que se remontan a la época colonial, ha dado al mundo, sobre todo en el siglo XX, a autores de un calibre inigualable y ha nutrido la lengua española con renovados ejemplos de belleza. Aquí presentamos once autores que pensamos son imprescindibles y a los que esperamos nuestros lectores se acerquen.

Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899-Ginebra,1986)

Puedo darte mi soledad, mis tinieblas, el hambre de mi corazón; estoy intentando sobornarte con incertidumbre, con peligro, con derrota.

El autor argentino más conocido y más anunciado en el mundo. Comenzó a aparecer en la escena literaria de la mano de las vanguardias. Escribió poesías, cuentos y ensayos. Ha pasado a la historia por la ocurrencia de sus frases y sus cuentos filosóficos.

Obras más conocidas: Ficciones, El Aleph, Elogio de la Sombra, El oro de los tigres.

Julio Cortazar (Ixelles, 1914- París, 1984)

Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. 

Entre lo erudito y lo coloquial, desarrolló el lenguaje de la mordacidad y la ternura. Se hizo famoso por participar del boom latinoamericano con su novela Rayuela, que tiene capítulos “opcionales”. Fue además un maestro indiscutido del cuento corto.

Obras más conocidas: Rayuela, Historia de cronopios y famas, “La noche boca arriba”.

Ernesto Sábato (Rojas, 1911- Santos Lugares, 2011)

(…) en todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío

Fue escritor, pensador, ensayista, pintor, físico y desempeñó un rol importante en la Conadep, para investigar las violaciones a los derechos humanos luego de la dictadura.

Obras más conocidas: El túnel, Sobre héroes y tumbas.

Alejandra Pizarnik (Avellaneda, 1936- Buenos Aires, 1972)

Ahora/en esta hora inocente/yo y la que fui nos sentamos/ en el umbral de mi mirada

Fue por sobre todas las cosas poeta. Indagó sobre las posibilidades del lenguaje y nos legó poemas brevísimos que queman como la luz del sol y otros extensos en prosa que se suceden como un laberinto de visiones. También escribió diarios , una aventura hermosa y escalofriante por momentos.

Obras más conocidas: Arbol de Diana, Extracción de la piedra de la locura y El infierno musical, Diarios.

Las hermanas Ocampo: Victoria (Buenos Aires,1890-Beccar,1979) y Silvina (Buenos Aires,1903- Buenos Aires,1993)

V.O.: Una parte de mi misma parecía desprenderse de mí misma y volverme extraña, sospechosa; nacía una distancia entre nosotros.

S.O: ¿Por qué no dormiré?/ Porque en la oscuridad/ hay ubicuos ejércitos/ que llegan de mi infancia

La hija más grande y la más pequeña de una de las familias aristocráticas de la Argentina, cada una desarrolló un estilo y una vocación propias. Victoria se dedicó al mecenazgo, creó la famosa revista Sur y fue testigo de su época. Silvina, por otro lado, se dedicó a la literatura fantástica, a la poesía, y nos dejó una obra donde conviven la belleza y el horror.

Obras más conocidas: Victoria Ocampo: Autobiografía I a VI y Testimonios, I a X.

Silvina Ocampo: Cornelia frente al espejoAutobiografía de Irene.

Horacio Quiroga (Salto, 1878-Buenos Aires, 1937)

Su luna de miel fue un largo escalofrío. Rubia, angelical y tímida, el carácter duro de su marido heló sus soñadas niñerías de novia.

Aunque uruguayo de nacimiento, suele incluírselo en la literatura argentina. Tuvo una vida trágica. Fue un cuentista célebre. Vivió en Misiones, lo que impactó mucho en su escritura.

Obras más conocidas: Cuentos de amor de locura y de muerte, Cuentos de la selva, “El almohadón de plumas”-gran cuento de terror-.

Juan Gelman (Buenos Aires, 1930-México D.F., 2014)

qué lindos tus ojos/ y más la mirada de tus ojos/ y más el aire de tus ojos cuando lejos miras/ en el aire estuve buscando

Fue periodista, traductor, militante político y poeta. Logró una lengua poética que funde en un mismo acto la crítica social, la ternura y la indagación por el lenguaje. Escribió un libro en sefardí, lengua romance parecida al castellano, hablada por los judíos: Dibaxu.

Obras más conocidas: Violín y otras cuestiones, Dibaxu.

Roberto Arlt (Buenos Aires,1900-Buenos Aires 1942)

Entonces yo soñaba con ser bandido y estrangular corregidores libidinosos; enderezaría entuertos, protegería a las viudas y me amarían singulares doncellas.

Fue cuentista, periodista, novelista, dramaturgo y hasta inventor. En su prosa fue naturalista, describió los sectores marginales de Buenos Aires que crecía gracias a la inmigración.

Obras más conocidas: El juguete rabioso, Los siete locos.

Ricardo Piglia (Adrogué, 1941- Buenos Aires, 2017)

Todas las historias del mundo se tejen con la trama de nuestra propia vida

Fue novelista y crítico literario. Escribió diarios durante más de cincuenta años que luego transformó en un monumental proyecto: Los diarios de Emilio Renzi, su alter ego.

Obras más conocidas: Respiración artificial, Blanco nocturno.

Manuel Puig (General Villegas, 1932-Cuernavaca 1990)

Frente al espejo en que se sigue mirando, después de aplicar el lápiz labial y el cisne con polvo, se lleva el cabello tirante hacia arriba tratando de reconstruir un peinado en boga algunos años atrás.

Fue un enamorado del cine y de las estrellas de Hollywood. Sus libros se nutren de la cultura popular y su obra es eminentemente cinematográfica. Predominan el diálogo y la descripción, lo que le ha valido que dijeran que no tenía estilo.

Obras más conocidas: Boquitas pintadas, La traición de Rita Hayworth, El beso de la mujer araña.

Foto: todos los derechos reservados a Sara Facio y especiales agradecimientos a la Revista Periscopio, el Diario El País, Libertad Digital y la Encyplopedia Britannica.