26.2 C
Buenos Aires
viernes, febrero 23, 2018
Inicio Blog

Nuestro Secreto, asado en un palacio de cristal

Nuestro Secreto
Foto: Facebook de Nuestro Secreto

Para cumplir con la tradición argentina del asado y al mismo tiempo estar el mismo nivel de espacios como Pony Line y Elena; les traemos la parte final de esta trilogía de aciertos culinarios que encontramos en el Four Seasons: el restaurante Nuestro Secreto.

El concepto del lugar es un retiro en medio del ajetreo de “La Recova”, nombre que se le da a es frontera entre el Microcentro y Recoleta. Crea un ambiente de intimidad y calidez que a veces se busca para salir de lo cotidiano y no siempre se encuentra en la ciudad de la furia. Es un pabellón vidriado, una suerte de invernadero transparente convertido en restaurante. Tanto las paredes como la cúpula se abren y se cierran. Es imperdible la magia de esta estructura de vidrio con luz natural, única en Buenos Aires.

También tienen un sector con mesas al aire libre; cerca de una parrilla más moderna en la cual usan para cocinar la carne con zarzamora y leños de vid para darle un sabor distinto. Toda la decoración y mobiliario tiene madera, hierro y vidrio; al estilo de muebles de jardín pero con un aire de modernidad.

La comida es porteña con un twist gourmet. Se especializa en cocción a la parrilla, horno de leña y de barro. Nuestros recomendados son la provoleta de cabra con pesto de tomates y mollejas, con una salsa de puerro como entrada. Como principal la entraña tiernizada o el  lomo, con guarniciones, la humita con brie es un must. Para terminar a la altura están los postres, entre ellos los helados de Dulce Morte.

A la salida pueden pasar por Florería Atlántico que tiene muy buena coctelería o por Bar Gran Danzón que también es un referente

Nuestro Secreto
Posadas 1086 – Retiro

Tel: 4321-1200
Miércoles a sábado 19h a 23h30, domingo 12h a 15h30
Precios: $ $ $ $

Moshu, un dulce sueño cumplido en Saavedra

Moshu Saavedra
Foto: @Evil.Eats

Primera sonrisa: la ubicación de Moshu en una esquina frente al mini boulevard García del Río que desemboca en el Parque Saavedra. Ahí va la primera parte de su encanto. Una vista verde y barrial, mesitas en la vereda, estética acogedora que invita a acercarse – y quedarse.

Segunda sonrisa: El menú variado y artesanal que cubre todas las posibles necesidades y antojos. Mi amiga es fanática de la torta Red Velvet y para su cumpleaños siempre luchamos para encontrar una buena (parece que en Argentina esta es una torta del día de las madres solamente). Así que cuando la vimos en el menú fue lo primero que pedimos: APROBADA. Buena, sabrosa, suave. Pedimos también un cinnamon roll que sabía a “casa” y nos encantó que viniera con la crema aparte. Estamos en primera fila para ver cómo se sirve la crema, empapando de gloria todo ese roll que te vas a comer en un minuto. Acompañamos con café (colombiano, bueno) y té.

Tercera sonrisa: La dulce historia de un proyecto familiar. Moshu es el sueño de Lucas, que ahorró durante 15 años para poder abrirlo. Su esposa de origen colombiano le pone el “toque” a la cocina (y adivinamos que aporta algo de conocimiento en cuanto a café). La madre de Lucas estuvo a cargo de la decoración, que nos pareció muy acogedora y cálida. Los muebles del lugar son heredados del padre de Lucas quién restauró muebles antiguos por 40 años (las sillas donde nos sentamos en la vereda eran elegantes sillones de hierro).

Sonrisa final: No sé si serán los sillones épicos antiguos que parecen tronos para los clientes, pero uno realmente se siente bien servido y atendido en Moshu. Y no con la rigidez de un restaurante caro; al contrario, con la calidez de un negocio familiar. Demasiadas razones para volver, ¡Qué ganas de vivir en Saavedra!

También pueden tomar uno de sus combos para picnic y caminar hasta el Parque Saavedra.

Moshu
Moldes 3802 – Saavedra
Tel: 4702-3683
Martes a domingos 8h a 20h
Precios: $ $

Tenkuu Sushi, descubriendo los sabores nipones

Tenkuu Sushi, Palermo
Foto: Pauline Escobar (Buenos Aires Connect)

Considerando la importante oferta de sushi que hay actualmente en la capital porteña, resulta a veces difícil poder distinguir los buenos restaurantes de los no tan buenos. Salvo que sean expertos en gastronomía japonesa, a menudo solemos aceptar platos de calidad media: los sushis pasan y todos se parecen. Por suerte, en Buenos Aires Connect estamos para ayudarlos a reconocerlos y saber encontrar esas pequeñas perlas raras.

Tenkuu es uno de esos lugares que se destacan del resto. Este pequeño restaurante de sushi y cocina asiática está ubicado en pleno Palermo Chico y cuenta con tan solo seis mesas. Resulta indispensable reservar antes de ir a comer si no quieren arriesgarse a que les cierren la puerta en la cara. El sitio, al ser más reducido, nos encantó, tal vez porque todo se vuelve un poco más tranquilo. Además, esto asegura una mejor calidad de los platos porque todo se prepara en el momento.

Al entrar podrán observar una pintura de estilo japonés a lo largo de toda una pared del restaurante. Al fondo está el equipo de Tenkuu conformado por chefs japoneses, siempre activo en la cocina.

El menú propone una combinación clásica y moderna a la vez, lo que permite descubrir los sabores de la cocina oriental. Los platos principales como el salmón grillado con verduras de estación salteadas, el chicken curry o también el Beef Teriyaki & Brocoli permiten probar los sabores más tradicionales. La carta propone asimismo los clásicos como el Wok y los ceviches. Pero lo que realmente marca la diferencia de Tenkuu es la calidad de su sushi. Desde el Nigiri Salmon hasta los Makis pasando por los Geishas, todo es absolutamente delicioso. Los sabores se maridan a la perfección, desde los más simples Sushi Rolls como el New York Philadelphia, hasta los más elaborados como el Roll especiado Thai. No dejen pasar las Geishas, piezas simples envueltas en salmón aliando simplicidad y refinamiento. Si no logran decidirse entre las diferentes piezas, no duden en pedir uno de los combinados, de 12 a 80 unidades, que les resolverá la elección de sus pedidos.

Finalmente, les recomendamos el sake para digerir su comida, una bebida alcohólica tradicional de Japón a base de arroz. Servido caliente, el sake es un elemento de la cultura del país, a tal punto que la palabra “alcohol” ahora se dice “sake” en japonés.

La calidad es una cualidad bien presente, y como todo buen restaurante oriental, esto también se refleja en sus precios. Pero para este nivel de cocina, los precios son correctos. El restaurante también dispone de entrega a domicilio. Y si quieren confirmar qué tan auténtico es el sabor de Tenkuu, les bastará con saber que los miembros de la Embajada de Japón en Argentina son clientes habituales del lugar. ¡Una señal que no falla!

Si prefieren la carne al pescado entonces vayan a La Dorita, a pocas cuadras de allí. Y Tea Connection, a una cuadra más al norte, es el lugar perfecto para relajarse con alguna bebida caliente.

Tenkuu Sushi
Cabello 3370- Palermo

Tel: 4801-8042 / 4801-6862
Lunes a sábado de 19h a medianoche
Precios: $ $ $

RITA, platos que conmemoran la elegancia de la sencillez

rita
Foto: Facebook RITA Restaurante

RITA es un restaurante cálido y acogedor en una esquina de Chacarita. Con una propuesta interesante y fresca, intenta ofrecer un servicio que apuesta a productos de alta calidad y una cocina sencilla y diferente. RITA logra aunar en sus platos el amor por lo casero y una vuelta de tuerca que siempre busca sorprendernos. Quizás sea esta combinación la que nos haga regresar.

Ubicado en una casona antigua, RITA ha privilegiado una estética austera y elegante. Sillas de madera, paredes blancas, una sola pared turquesa y pequeñas lámparas vintage que descienden desde el cielo raso a alturas variables. Con una excelente atención, RITA se presenta como un lugar sumamente particular en la zona y nos invita a que probemos su gastronomía en un ambiente relajado y confortable.

El perfil de la comida intenta hacer hincapié en los productos, más que en una elaboración fatigosa. Distintas carnes, vegetales salteados, pastas caseras, risottos y ensaladas de estación son algunas de las opciones que podremos encontrar en su carta. Para el almuerzo, hay menús que cambian diariamente. Además, tienen una selección interesante de vinos y los que prefieran bebidas sin alcohol no deberían perderse la jarra de limonada del lugar. Por otro lado, para la merienda, podemos acompañar un buen café o té con opciones dulces, como la carrot cake apta para celíacos y opciones saladas como la tostada con huevos revueltos y jamón. Un dato importante es que solo los fines de semana se ofrece cena.

Este es un lugar que podríamos calificar de redondo. Con una decoración agradable, un servicio muy bueno y, lo más importante, una gastronomía impecable, variada y nada pretenciosa. RITA tiene todo lo necesario para volverse un lugar de culto, y esperemos que así sea. Es evidente que Chacarita, un barrio no tan popular cuando organizamos salidas, nos sorprende cada día con nuevos descubrimientos. A unas cuadras pueden encontrar la librería Falena, y si gustan de los parques, pueden caminar por el pulmón verde del barrio, el Parque Los Andes.

RITA Restaurante
Olleros 3891 – Chacarita
Tel.: 4554-4555
De lunes a viernes de 9h a 19h, viernes y sábado de 20h a 0h
Precios: $ $ $

Les Visitants, Guillermo Kuitca, Patti Smith, David Lynch y muchos más

les visitants
Foto del sitio web del CCK

Fecha de inicio: 27 de octubre del 2017
Fecha de cierre: 27 de mayo del 2018

La Fondation Cartier pour l’art Contemporain llegó a Buenos Aires en octubre del 2017 para sorprender al público porteño con una exhibición colosal de 23 artistas y más de 500 obras presentadas por primera vez en el país. La institución prueba nuevamente su compromiso con las prácticas artísticas a través de esta muestra en la que nos comparte un fragmento de su considerable patrimonio. Además, esta es una oportunidad privilegiada para conocer el Centro Cultural Kirchner, uno de los espacios culturales más interesantes de Buenos Aires.

El nombre de la muestra, Les Visitants, en realidad no existe como término en francés, es apenas un juego poético. Por un lado, hace referencia a otra exhibición previa: En 2014, con motivo del aniversario de los 30 años de la Fondation, el artista argentino Guillermo Kuitca organizó una muestra titulada Les Habitants. Más como artista que como historiador o curador, estableció un recorrido donde las obras de la institución entraran en diálogo y donde la disposición dejara traslucir también una forma de creación. Con la presente exhibición, Kuitca vuelve a repensar el suceso artístico. Según él, éste ocurre en el espacio intermedio entre la obra y su espectador. El nombre de la muestra se torna una metáfora no solo de los artistas visitantes, sino de los visitantes del museo, que vienen a experimentar la hospitalidad de sus anfitriones.

La muestra ocupa los pisos seis y siete, junto con las salas de La Gran Lámpara. Las salas del CCK se han llenado de obras de altísima calidad y una fuerza asombrosa. Particularmente, nos han impresionado los retratos del fotógrafo maliense Seydou Keïta, la serie de fotografías urbanas de Daido Moriyama, las instantáneas de Patti Smith o el video de Artavazd Pelechian donde distintas músicas acompañan a manadas de animales que escapan aterrorizadas. Sin embargo, todos los artistas que integran Les Visitants merecen ser vistos, así que los instamos a que recorran el CCK con mirada atenta y descubran a Wolfgang Tillmans, a Agnés Varda, a Juergen Teller a Nan Goldin y a muchos más.

La obra que está en el centro de la muestra es Living Room de Guillermo Kuitca en colaboración con David Lynch y Patti Smith. La obra está inspirada en un espacio imaginado por Lynch, a partir de uno de sus dibujos para una muestra del 2007 en París titulada The Air is on Fire. El Living Room de Kuitca es un espacio entre íntimo y fantasmagórico. Las paredes son interpretadas como un lienzo donde el artista despliega a la manera de ecos un mismo motivo pictórico obsesivo que podría bien pasar por un extravagante empapelado. Por otro lado, el aire es atravesado por la voz de Patti Smith que recita por los altoparlantes un texto escrito por el cineasta en 2011, que relata una fábula perturbadora sobre un antílope que cruza una ciudad y observa a sus habitantes.

Les Visitants es una exhibición realmente ambiciosa, tanto en la magnitud como en la profundidad y la calidad estéticas que encontraremos. El CCK acrecienta su prestigio como institución y continúa con su tarea de acercar las grandes obras de nuestra actualidad al público argentino y extranjero que vienen a Buenos Aires. Además, su ubicación céntrica permite que luego visitemos lo que a grandes rasgos llamamos el centro porteño y que agrupa varios barrios. Todos tienen joyas de arquitectura que vale la pena ver. El CCK, antiguo Palacio de Correos y Comunicaciones, es de hecho una de ellas. Muy cerca se encuentran también la Casa Rosada, el Palacio Barolo y los Palacios Paz y San Martín.

Les Visitants en el CCK
Sarmiento 151 – Centro
Jueves a domingo y feriados, 13h a 20h
Actividad gratuita

Malloy’s, “californian style” en Zona Norte

Malloy's
Foto: Facebook de Malloy's

Es uno de esos lugares que quieres tener cerca todo el año. La ubicación de Malloy’s  es inmejorable, a escasos 20 minutos en auto de la ciudad en la tranquila localidad de Martínez. Permite desconectarse de todas las preocupaciones cotidianas.

Tiene un estilo surf / californiano muy bien logrado. Para poder disfrutar del paisaje desde el interior, los salones tienen grandes ventanales que dan al río. La decoración tiene mucha influencia hawaiana, madera despintada, muebles de mimbre, sillas y mesas rústicas. También tenemos varias barras, un deck exterior que es espectacular con espacio para moverse y compartir con grupos de amigos. En la noche prenden velas en las mesas y  junto con las lámparas, logran un ambiente descontracturado.

Es el lugar ideal para salir a tomar algo tranquilo en pareja o en grupo. Los cócteles son buenos en su medida justa, tragos frescos, coctelería Tiki y cerveza bien fría. Para comer nada muy complicado: ensaladas y platos sencillos como milanesa y hamburguesas. Aquí, más que a comer, se viene a disfrutar del entorno, su mayor valor.

Es un lugar elegido por tanto por jóvenes habitué de la zona como visitantes de lugares más lejanos que quieren cortar la semana o romper la rutina con un lugar diferente. Tienen opciones para todo el día, incluida la noche, donde hay música, baile y más. Sin dudarlo es uno de los clásicos para el fin de semana en el verano. También se puede compartir aquí luego de una tarde deportiva en Peru Beach que queda muy cerca.

Si lo que quieren es algo más tranquilo siempre pueden ir al muy secreto Tiempos Modernos o pasearse por la magia de Maschwitz.

Malloy’s
Sebastián Elcano 1718 – Martinez (Zona Norte)
Tel: 4793-3086

Lunes a Martes 12h a 02h, jueves a domingo de 12h a 02h
Precios: $ $

Rondinella, cantina con el encanto de otra época

rondinella
Foto: Natalia (Buenos Aires Connect)

Rondinella es un pedacito del pasado que sobrevivió a la ola de cocina gourmet y se mantuvo como una alternativa de comida porteña muy parecida a la que nos preparaban nuestras abuelas. Hasta el interior es fiel a la estética de otros tiempos y no es un lugar turístico. Los platos son muy sabrosos y abundantes. Además, por su ubicación entre Palermo, Colegiales y Chacarita) de la cantina es muy cómodo salir a tomar algo después de la cena.

En la Cantina Rondinella los clientes llegan y saludan a los meseros como si fuesen todos viejos amigos de la juventud, cualquier buen porteño tiene recuerdos de haber ido a comer a Rondinella de chico. Es muy popular y es recomendable llegar temprano o reservar porque siempre se llena. Todas las mesas están preparadas con manteles blancos, paneras llenas de pan ¡y la manteca llega al sentarse! 

El menú tiene algunas opciones de platos del día y después opciones infinitas de platos de bodegón con carne, pollo, pescado y también un amplio menú de pastas caseras. Las entradas también son clásicas, recomendamos especialmente la mayonesa de ave o los morrones asados. Para los más excéntricos hay opciones más extravagantes como ranas asadas.   

Cuando el lugar está lleno da la sensación de estar en un gran comedor familiar, llena de gente conocida, los meseros siempre son muy amables y muchas veces también cómicos. Para el final de la cena hay una carta de postres completísima, recomendamos el flan casero con dulce de leche y crema. Y para cerrar la velada hay rico limoncello. Ideal para después de pasear por el Mercado de Las Pulgas.

Cantina Rondinella
Av. Álvarez Thomas 12–  Colegiales
Tel: 4775-6216
De lunes a domingo de 12h a 15h y de 20h a 1h
Precios: $ $ $

Sheikob’s Bagels, el bagel neoyorkino se instala en Buenos Aires

sheikob
Foto: Pauline Escobar (Buenos Aires Connect)

Tal vez recuerden nuestro encuentro con Sheikob, nuestro señor de los bagels neoyorkinos, pionero en la producción de bagels en Buenos Aires.

Pues bien, este norteamericano instalado en Buenos Aires abrió su propio restaurante en 2017 en Palermo Soho, hasta donde fuimos impulsados por nuestra glotonería. ¡No todos los días aparece la oportunidad de probar el famoso bagel neoyorquino en plena capital argentina!

¿Pero qué es un bagel? Es un pancito en forma de rosca, con miga consistente. Cuenta la historia que se inventó en Polonia, pero actualmente donde realmente hace furor es del otro lado del Atlántico: el bagel neoyorquino es uno de los más conocidos del mundo.

El local de Sheikob’s Bagels está decorado con un estilo sobrio, pero sus paredes de ladrillo a la vista y las luces en forma circular que cuelgan del techo le dan un toque hipster. Si bien esta onda se ve cada vez más en distintos lugares de Buenos Aires (sólo basta con dar una vuelta por Palermo para reconocerlo), esta tendencia es originaria de los barrios  neoyorquinos de Brooklyn y del East Village.

Ya hablamos de la decoración, es ahora de concentrarnos en la comida.

Para decidirse por el bagel que más les conviene, tendrán que elegir entre dos opciones. La primera es dejarse tentar por los cuatro bagels de la casa, entre los que se encuentra el clásico de salmón-queso, el “mexicano” con jalapeños o el bien neoyorquino “BEC” (Bacon Egg and Cheese). La segunda opción es armar el bagel personalizado con los ingredientes que les ofrecen. Sea cual fuere su decisión, no se pierdan la oportunidad de probar los distintos panes: simple, con semillas de sésamo, con semillas de amapola…

Nuestro veredicto: los ingredientes se maridan muy bien entre sí y resulta un verdadero placer probar estos pequeños pancitos neoyorquinos que al final se comen muy rápido. Ojalá fueran un poco más grandes con tal de prolongar unos instantes su exquisito sabor. Flechazo a primer bocado por el “clásico”: no se cambia por nada una receta ganadora.

Sheikob’s Bagels es una excelente opción a la hora de buscar una alternativa a las tradicionales hamburguesas y pizzas. Su llegada permite ampliar la oferta culinaria del barrio y nos da a conocer un poco más sobre la cocina norteamericana.

Por las inmediaciones podrán sentarse a degustar otras especialidades como en la panadería Pain & Vin o el restaurante de hamburguesas Mi Barrio.

Sheikob’s Bagels
Uriarte 1386 – Palermo
De martes a domingo de 9h a 16h
Tel: 4776-4358
Precios: $

10,917FansMe gusta
3,497SeguidoresSeguir
941SeguidoresSeguir