Pequeño glosario del peluquero argentino

peluquería argentina

Momento de relax para algunos, de estrés para otros; la visita a la peluquería puede transformarse en un drama en cuestión de minutos, especialmente si ustedes son extranjeros y no conocen el vocabulario profesional local. Para evitar un desastre capilar, aquí va un glosario que debería poder ayudarlos a expresar lo que realmente quieren que suceda con sus cabellos en una peluquería porteña.

¿Listos?

Todo empieza con la lectura de nuestro artículo TOP 10 : Las mejores peluquerías para renovar tu peinado. Una vez que lo leyeron, elijan la peluquería que más les guste y pidan un turno. El día D, frente al espejo, seguramente les sea útil describir qué tipo de cabello tienen: rizado/liso, grueso/finito, seco/graso, crespo, quebradizo. Finalmente, a la pregunta: “¿Qué te querés hacer?” los más conservadores responderán “sólo quiero emparejar las puntas”. Pero para los más temerarios, ¿Por qué no tirarse a la pileta y jugársela con un cambio de look total? ¡Andando, no vale echarse atrás!

Cambio de color 

4 opciones: decoloración, tintura, mechas o reflejos.

Las tendencias en color
– Rubio hielo: rubio casi blanco
– Rubio ceniza: rubio con reflejos que tienden al gris
– Bronde: mezcla de rubio (blonde) y castaño (brunette)
– Root Shadow: con raíces oscuras y el resto del pelo con un rubio muy claro
– Melocotón: efecto durazno sobre cabello rubio, a medio camino entre el coral y el rosa
– Chocolate mauve: se trata de crear tonos violetas y rosa sobre el cabello marrón

Cambio de peinado

Últimas tendencias en cortes y peinados para mujer

– El corte Bob: variante del “carré” stricto sensus, desmechado y ondulado llamado “wavy”
– El corte Lob: un “bob” largo, hasta las clavículas
– El corte Swag: un “bob” con flequillo abierto
– El corte Pixie (el de Robin Wright, alias Claire Underwood en House of Cards): cortito, ultra femenino, con un ligero micro flequillo despuntado sobre la frente
– El carré (corte cuadrado): el clásico que no falla. Más recto que un bob, con la melena a la misma altura, casi en una sola capa y a la altura de la mandíbula
– El corte Stone: flequillo súper corto tanto para mujer como para hombre (pero ojo que este corte no le queda bien a todo el mundo…)

Últimas tendencia en cortes y peinados para hombre

– El Man bob: pelo largo, un poco al descuido
– El corte Buzz: cabello muy, muy corto o casi rapado, estilo típico de militares, skinheads, hip-hoperos
– El Undercut (el corte del yerno perfecto): consiste en raparse los lados y la parte trasera, dejando el cabello más largo en la parte central
– El corte Pompadour: cabello corto, rebajado a los lados, con mucho volumen central y un nítida raya lateral (imaginate un Elvis en su juventud, pero modernizado)
– El Degradé (parecido al Undercut): consiste en ir dejando gradualmente menor volumen de cabello, desde la cúspide de la cabeza hacia la nuca
– El Moñito (un look muy bohemio o hipster): consiste en hacerse un moño suelto en la parte superior de la coronilla o por la mitad.
– El corte Mullet: corto adelante, largo atrás. Un corte típico de los 90 que creíamos que no se usaba más, sin embargo todavía se ven algunos casos en Argentina (en homenaje a Chuck Norris, tal vez…).

Made in Argentina

– El baño de keratina o shock de keratina: muy popular en el país, ese tratamiento se utiliza para nutrir e hidratar el pelo (basta del frizz por culpa de la humedad típica de Buenos Aires).

– El botox capilar: contrariamente a lo que nos sugiere el nombre, este tratamiento es 100% natural. Se aplica para restaurar la fibra de los cabellos dañados.

– El gorro para mechas (o el instrumento de tortura de las peluquerías porteñas): gorro de silicona a la que se le hacen agujeritos con una aguja crochet para sacar los mechones de cabello a los que se le aplicará la decoloración. Y aunque parezcan bebitos con gorrito, la técnica puede ser un tanto dolorosa… Es más, van a sufrir dos veces: una cuando les saquen los mechones de a uno a través del gorro y al momento de retirarlo. Ya están avisados: ¡abstenerse los cueros cabelludos sensibles!

– Lo vimos y lo vivimos en Buenos Aires: ¡Salir de la pelu con el cabello mojado! Así es, el secado después del lavado y corte no es obligatorio. Cuando saquen turno, aclaren que quieren lavado y brushing.

¡Listo, ya se pueden hacer ese cambio de look que venían pensando!