FoLa, un sueño para los amantes de la fotografía

FoLa o la Fototeca Latinoamericana es un lugar que tiene como objetivo exhibir y celebrar la fotografía contemporánea de nuestra región. Este es un verdadero paraíso para los que aman la fotografía, ya si practican la disciplina o si solo les gusta ir a exhibiciones. Se trata de una parada ineludible dentro del concierto de espacios culturales de la ciudad porteña.

El proyecto nació bajo el auspicio del entusiasta Gastón Deleau. En 2005, junto a Diego Costa Peuser, desarrollaron la primera edición de Buenos Aires Photo, una de las ferias más importantes de Buenos Aires, abocada únicamente a la fotografía. Gracias al contacto directo con los artistas, Gastón Deleau comenzó a acumular las fotografías que luego harían parte de la colección estable de FoLa. Con un corpus de 200 obras que incluye a artistas tan importantes como Alberto Goldenstein, Adriana Lestido, Liliana Porter, Aldo Sessa o Marcos López, se fue gestando el sueño de abrir un espacio propio.

Esto fue posible en 2013, cuando logró tener su sede en un espacio dentro del Distrito Arcos, en el barrio de Palermo. FoLa abre sus puertas oficialmente en el año 2015 con tres salas de exhibición: la más grande para exposiciones y proyectos de gran envergadura; otra de tamaño intermedio, útil para dar visibilidad a diferentes artistas, muestras temáticas o para la presentación de premios; y una tercera dedicada a la exhibición de la colección permanente articulada de distintas formas. FoLa cuenta también con un auditorio para proyecciones y una tienda especializada en fotografía con libros difíciles de conseguir.

Por las salas de FoLa han pasado artistas de enorme calibre, con obras de singular belleza. Se ha exhibido la obra de Graciela Iturbide en una muestra llamada “Tiempo Suspendido”, que incluía fotos que ella había tomado en el baño de Frida Kahlo de la Casa Azul. A comienzos del 2017, se organizó una muestra con las fotos de Vivian Maier, una de las producciones amateur más sorprendentes. Maier era niñera y le gustaba sacar fotos por la calle, pero nunca mostró su obra. Ella fue descubierta por casualidad cuando un hombre, John Maloof, compró en una subasta miles de negativos por trescientos ochenta dólares.

Además de un centro de exhibición, FoLa también pretende ofrecer un lugar de formación para los artistas contemporáneos, por lo que no solo organiza cursos y talleres sino que tiene un programa de revisión de portafolios y otro programa de residencias. Los artistas de este último luego exponen en las salas de la institución.

Aunque es un un centro relativamente nuevo, ya ha sumado muestras insuperables a la agenda cultural porteña. Esperamos que su trayectoria siga creciendo y que nuevos artistas con obras incisivas llenen sus salas. A la salida, pueden caminar por el barrio y quizás encuentren interesante la librería Alamut, que además de vender libros está fusionada con una vinería, o la librería del Fondo, un edificio de Clorindo Testa donde pueden disfrutar uno de los mejores cafés de la ciudad.

Fola
Godoy Cruz 2620 – Palermo
Tel: 5789-2773
De lunes de domingo de 12h a 20h. Miércoles cerrado.

Foto: biaar.com