Docks, el bar “portuario” que revela los secretos del mar

Docks Buenos Aires
Foto: Facebook de Docks

Prepárense para subir un mítico vagón del Orient Express o disfrutar de un paseo en barco por los puertos marítimos de comienzos del siglo XX sin necesidad de tener pasaje ni un código secreto para entrar, simplemente dejarse llevar por la intriga de las dos puertas negras, una pegada al lado de la otra. En esta ocasión nos sumergimos al mar para descubrir los misterios de Docks, ambientado además en la época del contrabando de alcohol.

El viaje comienza ni bien se traspasa la puerta. Se ingresa por una especie de pequeño muelle con pisos trasparentes, del cual se pueden divisar rocas y una misteriosa botella. ¿Tendrá un mensaje secreto? Se escucha el agua caer de la cascada y entre la luz tenue del salón se encuentra un faro, encargado de custodiar la velada.

Hay mesas altas para dos personas, otras bajas ideales para una primera cita y para grupos numerosos de amigos mesas tipo “box” con sillones súper cómodos. Al fondo del salón está la barra (comandada por el capitán Rodrigo Pascual Tubert) de donde salen los cocktails más creativos. En Docks todo tiene un sentido. Nada de la decoración fue puesta al azar: hay cuadros de barcos, portillos, escotillas, anclas, mapas y piratas que le dan vida a todo el ambiente. La música también acompaña y va variando según las horas y la energía de los comensales.

Por supuesto, las cartas está inspiradas en los sabores marítimos. Hay opciones de tragos frescos y modernos, o más bien secos e intensos; también algunos exóticos. Lo que les aconsejamos es pedir sugerencias al bartender para que los guíe por el viaje. Los tragos sorprenden y no solo por sabor, sino también por la presentación. Uno de los que más llama la atención es el “HMS Beagle”, que viene adentro de un mapamundi gigante y es similar al Old Fashioned. Este trago tiene detalles hasta en los hielos ¡Viene sellado con el logo de Docks! Si quieren quedarse anclados por horas escuchando las historias del bar, les recomendamos el “Dogs Island” que viene presentado justamente en un ancla y tiene Bacardí, Maraschino Luxardo, limón, granada, lychee, ananá y romero.

Entre cóctel y cóctel les recomendamos probar las variedades de opciones de tapeo como el “London Salmon” con láminas de salmón rosado marinado con salsa de maracuyá y lima y el “Pulpo en Manchester” marinado con aceite de alcaparras y cilantro, tomates asados y jugo de pepinos asados. Una opción diferente y muy sabrosa son los “Crunchy Salmon” una especie de mini empanaditas de salmón rosado envueltas en masa philo con un chutney de frutas tropicales como el maracuyá. Entre los platos fuertes tienen ceviches, sushis, chop suey y pastas. Y para los que quieran salir un poco de la hamburguesa clásica pueden optar por la de salmón con cebolla salteada, queso cheddar y palta.

La visita a Docks no termina sin conocer los secretos del faro que ilumina todo el salón. Primero les recomendamos subir al primer piso para tener una vista panorámica de todo el bar y tomarse otra copa en la pequeña barra de arriba. Luego pidan al camarero que les muestre el interior del faro que como toda torre de señales, tiene misterios e historias por descubrir. ¿Una pista? Solo les decimos que se van a querer quedar tomando un rato más.
Si quieren continuar la aventura por el siglo XX les recomendamos JW. Bradley, bar temático a solo una puerta de distancia.

Docks
Godoy Cruz 1185 – Palermo
Tel: 4833-6884
Miércoles a sábados de 20h a 03h
Precios: $ $