Los Divinos, vinos naturales a puertas cerradas

ATENCIÓN: Los Divinos ahora es LAS DIVINAS.


Una puerta de garage en Palermo Viejo sin letreros ni placas. A través de una gran ventana del piso superior se puede leer “Los Divinos” escrito en la pizarra del menú. Si llegaron delante de esta puerta o bien pueden considerarse muy suertudos o bien manejan información novedosa y exclusiva. Detrás de este local a puertas cerradas, Los Divinos no se venden al primero que pasa. La dirección es secreta y sólo la obtendrán llamando por teléfono o enviando un mail al dueño. El mismo que los observará atentamente detrás de la mirilla antes de abrirles, si se le canta.

- Anuncio -

El dueño es uno de esos tipos que nos sorprenden, de esos apasionados. Luego de recorrer de punta a punta las barras de los bares de su Bretaña (Francia) natal, siguió ascendiendo en el escalafón por las bodegas parisinas hasta llegar a armar la suya, él solito en Hong Kong. Desde hace algunos años está instalado en Buenos Aires. Sin embargo ahora recibe a sus comensales en su propio bodega, que dicho sea de paso, es un lugar que sirve vino, solo vino. A los amantes de la cerveza les aconsejamos seguir de largo. El lugar, resultado de un emprendimiento aventurero entre amigos, es sorprendente. Los socios son arquitectos, diseñadores y herreros. Todo lo que se encuentra allí, desde la bodega hasta las mesas, tanto en la planta baja como en el piso de arriba, ha sido construido a medida.

La elección de los vinos exclusivamente naturales y argentinos también es personalizada. El resultado de un riguroso trabajo de selección por parte del  dueño que los ha probado todos y que llegado el caso, volverá a probar sin refunfuñar ni un poquito. Resultado: vinos frescos con carácter particular, que se beben con gusto. No duden en pedirle su opinión antes de elegir alguno. Se recomienda fervientemente el consejo del dueño, de hecho, como es el “maître” del salón, ¡tiene pleno derecho a echar un vistazo a la elección que hayan hecho! ¡Ese es el encanto del lugar!

Y para acompañar la bebida, la carta es simple pero eficaz, allí encontrarán comida casera salida directamente de las cocinas de los mejores artesanos y productores de la ciudad y de los alrededores: paté de campo, patés blandos de pescado (rillettes), tablas de quesos y fiambres, picadas…

También se puede organizar una cena completa, con reserva previa y para un grupo de diez personas aproximadamente. En ese caso, el dueño se calza el bonete de chef para prepararles un plato único que les recordará la cocina de antes. Por ejemplo el salé aux lentilles (¡imperdible guiso de lentejas acompañado de salchicha y panceta!) que resucita inmediatamente aquellas melodías típicas de la Francia de Jean Ferrat. No tengan dudas de que pasarán una velada divertida y cálida, con muchos brindis y nuevos sabores. Después de todo como bien dice el refrán “al buen amigo dale pan y dale vino”, y así lo creemos, siempre hay motivos para festejar la amistad.

Luego de esta excitante visita por Los Divinos y con el corazón bien alegre, podrán continuar con un recital en Café Vinilo o bien sumergirse de lleno en la noche palermitana, por ejemplo en el Congo Bar. Y si es el lúpulo lo que prefieren, encontrarán cervezas en Nola.

Los Divinos
Solicitar dirección por correo privado – Palermo
Tel: 6580-6492
Mail: eldealerdivino@gmail.com
De jueves a sábado desde las 18h, las demás noches con reserva, para grupos de aproximadamente 10-15 personas.

Precios: $ $

Foto: Elsa Broclawski