Café Flor, el café-coworking que adoran los millennials

café flor buenos aires

Muebles de madera, cafés con impresionantes aromas y buena conexión wifi: parece que Café Flor supo encontrar la receta ideal para atraer a todo el mundo. Desde freelancers, nómadas digitales, hasta emprendedores y turistas, todos encuentran refugio en este espacio que funciona tanto como oficina como café y open space. Si bien el promedio de edad es más bien joven, también hay gente más grande que concurre para disfrutar del espacio. Café Flor es el primer lugar de este tipo en Buenos Aires: un lugar de trabajo agradable para todos aquellos que llegan buscando un poco de tranquilidad.

Algo que interesará a los coffee lovers: los fundadores, grandes amantes de café, se dedicaron cuidadosamente a encontrar la mejor calidad de este último. Procedente de Nicaragua, se lo puede beber en distintas preparaciones: Cappuccino, Macchiato, Americano, Ice black, Doppio, Latte… Al Café Flor se lo reconoce incluso como uno de los cafés de especialidad de la ciudad.

¿Cómo funciona un café-coworking? Es muy simple: se paga por hora y eso incluye el uso del wifi, café y buffet libre. Se puede elegir entre una variedad de frutas, snacks y pastelería. Se factura cada quince minutos, media jornada o el día entero, y no por consumición. Lo que es interesante porque el bar queda abierto y pueden consumir lo que quieran, café incluido. Y si se quedan algunas horas también tendrán variedades de ensaladas, pan tostado y licuados o smoothies.

¿Por qué nos gusta? Porque la conexión wifi es excelente (lo que no sucede en todos lados), el café es sabroso y el ambiente ideal para trabajar tranquilos. El espacio abarca dos pisos, y se pueden reservar salas para reuniones o eventos con anticipación. Además, el Café Flor pone a disposición equipos que pueden resultar muy útiles como televisores, pizarras, etc. El personal siempre está bien predispuesto a listo para ayudarlos en todo lo que necesiten.

Además de las mesas, pueden instalarse cómodamente en alguno de los sillones, ideales para hacer un recreíto bien merecido. El Café Flor también cuenta con un patio para las bicis.

En esta era de cambios de todo tipo en el mundo del trabajo, el Café Flor llegó justo para enriquecer aún más la oferta de coworking de la capital argentina. Pero quedan advertidos, una vez que lo prueben, lo van a adorar. No se asombren si se contagian el efecto Millennial y de repente les dan ganas de patear el tablero para lanzar una start-up propia con café en una mano y MacBook en la otra.

Ubicado en un lugar estratégico a pasos de Plaza Serrano, las opciones para comer por el barrio abundan: les sugerimos Sheikob’s Bagels para almorzar y para cenar dense una vuelta por Niño Gordo.

Café Flor
Thames 1824 – Palermo
Tel: 2325-2490
De lunes a viernes de 9h a 20h, sábados de 11h a 20h, domingos de 14h a 19h
Precios: $ $

Traducción: Agustina Pasqualini