TOP: 5 bares para disfrutar del fútbol

bares futbol buenos aires
Foto: Facebook de El Banderín

Por si no lo sabían -o si viven en otro planeta- Argentina es tierra de fútbol y Buenos Aires es la ciudad con más clubes de fútbol del mundo. Así que para no quedarse viendo el partido en casa, solos y con porción de pizza fría en mano; nada mejor que poder salir a disfrutarlo y gritar los goles en grupo. Aquí una selección de lugares para vivir a pleno la locura porteña por el balón.

A la porteña: El Cuartito

100% porteño. 2 grandes salones con paredes celestes llenas de fotos, banderines, camisetas, tele y el ambiente auténtico de bodegón de los 1970. Toda una institución. Además los mozos también llevan su papel a fondo. En la mesa o el mostrador, pizzas y empanadas 5 estrellas. Comer una fugazzetta ahí y morir… Un clásico inigualable para los amantes del fútbol.

A la francesa: La Cigale

Aquí podrán ver los partidos en una pantalla gigante de 2 mts de ancho por 1,40 de alto y disfrutar de la buena música hasta bien tarde. El bar está manejado por el argentino Gustavo y el francés Gilles que supieron darle una onda franchuta a la carta con el Pastis (anís típico del sur de Francia) y el tradicional Kir (licor de cassis o grosella negra y vino blanco) y la famosa tabla de quesos franceses. Hay también un amplia variedad de hamburguesas.

A la palermitana: La Choppería

Con onda, buenos precios, cervezas artesanales, pantallas en la vereda… ¿Qué más se puede pedir? Con ese aire de fábrica tipo inglesa, la comida no se queda atrás: papas fritas, chori casero y sándwiches provoleta. Cuando un pub inglés se topa con lo mejor de la streetfood argentina. Taburetes altos, bancos alargados para compartir, troncos más bajitos y un gran espacio para estar un poco más tranquilos. Además, también se puede reservar para ir en grupo. ¡Corran a conocerlo! Y como dice un cartel en la entrada del bar: “Sea feliz”.

En la Meca: Locos por el Fútbol

A este lugar se llega con una idea en mente: ver fútbol. Y no se modifica una receta que da resultado: neones color naranja, pantallas que recubren las paredes y continuas transmisiones de partidos. Si bien la comida no es lo que más se destaca, la cerveza no está nada mal. Pero más allá de todo, es como cumplir una fantasía oculta: ver un partido de fútbol en modo “home cinema” y envueltos en bata… Tres espacios: en uno se transmite el partido principal, y en los demás los otros partidos del día. Ideal para los hambrientos de fútbol que no se quieren perder nada. ¡Proyector principal digno de un cine! Y cerveza en mano, como corresponde.

Con los locales: El Banderín

¡Flechazo! Como se puede leer en las tazas “Historia viva desde 1929”: 96 años desde su creación, con banderines, marcos de fotos llenas de polvo, un televisor como los que ya no se fabrican, y ese cielorraso que nos hace temblar de solo verlo… En el barrio de Almagro, es el típico bar porteño que respira fútbol e historia. Muy buen café y el aperitivo que quisiéramos ver más seguido por todos lados (salame, jamón, queso y aceitunas deliciosas). Especial mención merece el dueño, un verdadero personaje de barrio. Lugar de encuentro de hinchas, estudiantes, choferes de taxi, artistas y vecinos del barrio. La esencia de la cultura popular porteña se encuentra en este lugar. Y como no podía faltar, el reconocimiento llegó de la mano del título de Café Notable.