¡Al telo!

telo buenos aires

El “telo”, hotel de paso o simplemente Albergue Transitorio… si provienen de un país latinoamericano, no hace falta explicar su funcionamiento, pero para los otros catapultados a estas latitudes, explicamos: el telo es simplemente un lugar donde la habitación se alquila por hora y se comparte con la persona que deseen y la historia suele acabar con un “final feliz”.

Se reconocen por su fachada, con neones de colores, una arquitectura pseudo-moderna, a veces con estatuas clásicas como leones, esfinges… Como lo sospecharán, ¡lo kitsch es la clave!

Están diseminados por toda la ciudad y los precios varían en función del barrio y del servicio que propone la habitación (espejos, jacuzzi, computadoras, canales porno, cama de agua, habitaciones temáticas…). Se puede alquilar la habitación por turnos (generalmente 2 o 3 horas) o por toda la noche (pernocte).

Generalmente se acostumbra entrar en coche, por un parking privado. En la recepción, detrás de un vidrio oscuro, el/la recepcionista le informa los precios y la disponibilidad. La habitación se paga por adelantado.

Si bien dan la impresión de estar completamente desiertos ya que es raro cruzarse con alguien en el parking o en los pasillos (la arquitectura del lugar está pensada para evitar las miradas indiscreta), en cuanto entren a la habitación van a empezar a escuchar a sus vecinos. Si estos cantos de placer no los estimulan, siempre están la tele o la radio para tapar cualquier ruido o grito…

El lugar ofrece además todo lo necesario para el aseo (previo y/o posterior) : toallas, jabones, champú, cepillo de dientes y hasta gorra de baño. Perfecto para salir de ahí sin levantar sospechas a su alrededor.

Cuentan con un servicio a la habitación que va desde gaseosas, café, bebidas con alcohol, medialunas hasta preservativos y distintos tipos de juguetes. Cuando esté a punto de terminar el turno, van a recibir un llamado de la recepción o una voz en off infernal le informará que les quedan 15… 10… 5 minutos… bip bip bip.

Sea para una relación extra-matrimonial, de una noche, una cita express, un reencuentro con un viejo amor o un juego con su pareja, el telo forma parte de los usos y costumbres de los argentinos desde siempre.

Selección de telos
Uno original : Kansas City (¡no se pierdan la “Sex-chair” pidiendo la suite “especial”!) – Talcahuano 844 – Centro
De lujo : Dissors, un telo de 5* – Av. General Paz 900 – Villa Devoto
Para todos los gustos : Pink – Venezuela 2984 – Balvanera
Kitsch y antiguo : Los Jardines de Babilonia – Ruta Panamericana, entre Alvear y Boulogne-sur-Mer – Don Torcuato (Zona norte).
Foto: http://www.buscadordetelos.com.ar/